Inauguran Raúl Castro y Dilma Rousseff puerto de Mariel

La presenta de Brasil, Dilma Rousseff, y su homólogo cubano Raúl Castro inauguraron hoy la primera fase de la terminal de contenedores en el puerto de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM).

La obra, ejecutada por la constructora brasileña Odebrecht, cuenta con una financiación de 682 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, el Banco de Fomento del Gobierno brasileño.

En discursos ante otros mandatarios que asisten aquí a la II cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), presentes en la ceremonia, Rousseff y Castro destacaron que la ZEDM se trata de un proyecto esencial para la economía.

Las autoridades cubanas consideran al enclave un espacio idóneo para promover las exportaciones de bienes y servicios cubanos, contribuir a la sustitución de importaciones y generar empleos, en articulación con el comercio internacional y la economía interna.

Rousseff exaltó los lazos de amistad que unen a Cuba y Brasil, y dijo que la isla, incluso sometida al bloqueo económico, genera uno de los mayores volúmenes de comercio del Caribe, lo que aumentará sustancialmente con la entrada en funcionamiento del puerto y ZEDM.

Este es el primer puerto de terminal de contenedores del Caribe para integrarse a la cadena logística interoceánica que podrá acoger embarcaciones "super post panamax" y recibirá un millón de contenedores en pleno funcionamiento.

Dijo que empresas de Brasil han expresado interés en instalarse en la zona, que en el proceso están involucradas unas 400 empresas brasileñas y que la ZEDM se convertirá en la llave de la promoción del desarrollo económico cubano.

"Brasil desea ser un aliado económico de primer orden para Cuba y para ello es importante aumentar los flujos del comercio bilateral, además de que existen enormes posibilidades de desarrollo industrial conjunto", apuntó.

Por su parte, Castro señaló que con esta obra se ha alcanzado el objetivo común de ambos países y que la ZEDM desde este momento se inserta en el sistema portuario cubano y latinoamericano.

Indicó que el proyecto ha contado con importante financiamiento de Brasil en condiciones ventajosas y fue iniciado bajo la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva y continúa con la contribución solidaria de Rousseff.

"Esta terminal será la principal puerta entrada y salida del comercio exterior cubano y su ubicación geográfica en la ruta de los principales flujos de transportación marítimos en nuestro hemisferio propiciaría que se consolide su posición como una plataforma logística de primer orden a nivel regional", señaló.

Dijo que Cuba se propone fomentar importantes inversiones nacionales y extranjeras en la ZEDM que permitan incrementar la exportación, la sustitución efectiva de importaciones, asimile altas tecnologías y constribuya al desarrollo local y la generación de empleos.

Según Castro, "esta terminal contenedores, y la poderosa infraestructura que la acompaña, son una muestra concreta optimismo y confianza cubanos miramos futuro socialista y prospero de la patria".

Analistas indicaron que la ZEDM se propone ser lo suficientemente atractiva para que empresas de Europa, Asia, Canadá y América Latina se establezcan en ella.

Uno de los aspectos más atractivos que brinda la ZEDM a los inversores nacionales y extranjeros es su privilegiado régimen tributario, su megapuerto y moderna infraestructura de ferrocarriles y viales, dijo a Notimex una fuente diplomática.

De acuerdo con el proyecto, la ZEDM contará con una moderna red de ferrocarriles y autopistas, así como avanzadas conexiones de Internet y telefonía de punta, lo que hará rentables las producciones por el abaratamiento de los costos de las operaciones.