Abordará Ginebra 2 transición de poder en Siria

El gobierno de Damasco y la oposición abordarán hoy durante las conversaciones de paz para Siria que se llevan a cabo en esta ciudad, el controvertido tema de la transición del poder y se espera que emitan una declaración al respecto.

Las conversaciones de Ginebra 2 están basadas en la declaración de Ginebra 1, la cual fue firmada en junio de 2012 por las potencias del Consejo de Seguridad -Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido.

"El documento llama al 'establecimiento de un órgano de gobierno de transición que pueda establecer un entorno neutral", el cual deberá 'ejercer plenos poderes ejecutivos', señala la declaración.

Este gobierno de transición "podría incluir a miembros del actual gobierno y la oposición y a otros grupos y debe ser formado sobre la base del consentimiento mutuo", destaca el texto.

"Corresponde al pueblo sirio determinar el futuro del país", subraya.

"Todos los grupos y segmentos de la sociedad en la República Árabe Siria deben tener la posibilidad de participar en un proceso de diálogo nacional", señala.

"Ese proceso no sólo debe ser inclusivo, pero también significativo" y además la elaboración de una nueva Constitución "estaría sujeta a la aprobación popular", cita la declaración.

Para el establecimiento del nuevo orden constitucional será necesario preparar y llevar a cabo elecciones pluripartidistas libres y justas para las nuevas instituciones y oficinas que se establezcan, agrega.

Asimismo, "las mujeres deben estar representadas plenamente en todos los aspectos de la transición".

Sin embargo, al parecer los rivales sirios asisten a Ginebra 2 con objetivos distintos.

Por una parte la delegación del Gobierno ha dicho que el tema principal de las conversaciones es encontrar una solución al "terrorismo " apoyada desde el extranjero .

Y por su parte la oposición, insiste en que el régimen se comprometa por escrito el comunicado de Ginebra 1, que aboga por un proceso de transición y ha instado a formar una autoridad de gobierno que incluya a miembros del actual gobierno y de la oposición y otros grupos, tal como lo sustenta la declaración.

Por el momento, los adversarios sirios se encuentran reunidos a puerta cerrada en la sede de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra en alguna parte del Palacio de las Naciones que no ha sido revelado a la prensa.

Además, se ha negado el acceso a fotógrafos y cámaras de televisión para captar la llegada y la salida de los negociadores, lo que ha sido fuertemente criticado por los medios internacionales que cubren la conferencia.