Incendio en La Merced afectó aproximadamente 300 comercios

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) informó que aproximadamente 300 comercios fueron afectados por el incendio ocurrido la víspera a las 22:00 horas en el estacionamiento norte del mercado de La Merced.

En la conflagración, además, resultaron varias personas con lesiones leves e intoxicadas por el humo, pero sin que se reportara pérdida humana alguna.

El incendio se registró en el estacionamiento norte, a un costado del mercado La Merced sección Banquetón, entre las puertas 7 y 11, sobre la calle Santa Escuela y frente a la Central Molinera.

Actualmente en el lugar se realizan trabajos para retirar los escombros y limpiar la zona, la cual se encuentra acordonada y custodiada por elementos de Seguridad Pública.

El gobierno local detalló en un comunicado que trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), la delegación Venustiano Carranza, Protección Civil, Bomberos y el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) atendieron la emergencia.

A su vez personal de la Sedeco y del Fondo para el Desarrollo Social de la Ciudad de México (Fondeso), en coordinación con autoridades delegacionales, establecieron comunicación directa con los comerciantes afectados para brindarles apoyo y créditos.

Ese diálogo se da a través de la Línea Emergente de Financiamiento para Afectados del Incendio del Complejo Comercial La Merced, en funcionamiento desde abril del año pasado para reactivar la economía de trabajadores aquejados por un siniestro similar ocurrido en 2013.

A su vez la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), a través de la Fiscalía de Venustiano Carranza, inició una investigación de oficio para determinar las causas que originaron el fuego en esta ocasión y, de ser el caso, deslindar responsabilidades.

Peritos y personal de la procuraduría local trabajan en Cerrada Pradera y Calle General Anaya, donde se encuadran los puestos ambulantes entre las puertas 7 y 11.

Una de las líneas de investigación está dirigida al uso de tomas clandestinas de corriente eléctrica, pues los rastros y la remoción de escombros presuntamente indican que el fuego se propagó del exterior al interior de los locales.