Mantiene Colima baja incidencia de lepra

Al registrar menos de un caso de lepra por cada 10 mil habitantes, Colima se mantiene con baja incidencia en esta enfermedad y, al mismo tiempo, dentro de la meta establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo afirmó la Secretaría de Salud estatal, mediante un comunicado emitido en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Lepra que se conmemora el último domingo de enero, y en el que añadió que esa meta se mantiene en la entidad desde 2003.

"Con las acciones de capacitación, sensibilización y movilización que se realizan en las unidades de salud, el estado de Colima mantiene la meta establecida por la OMS, de contar con menos de un caso de lepra por 10 mil habitantes", precisó.

En ese sentido, señaló que mediante un programa específico contra la llamada enfermedad de Hansen, se pretende cortar la cadena de transmisión y disminuir la incidencia, la prevalencia y las discapacidades.

Detalló que para ello, se realizan actividades de capacitación, promoción, prevención y control en los centros de salud y jurisdicciones sanitarias, para efectuar intervenciones educativas a fin de que se conozca el cuadro clínico del padecimiento.

"Para mantener la baja incidencia de la lepra, se refuerzan los mecanismos de detección oportuna en contactos intra y extradomiciliarios, así como consultas dermatológicas, es decir, búsqueda de casos sospechosos en personas que presentan padecimientos dermatológicos, además de jornadas dermatológicas", refirió.

Recordó la SS estatal que los síntomas principales de la lepra son las lesiones cutáneas, más claras que el color normal de la piel, y que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor, además de que no sanan después de algunas semanas o meses.

"También se puede dar la debilidad muscular, entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas, y se puede llegar a presentar una afección ocular, úlceras nasales y anemia", puntualizó.

Por último, aseveró que si bien no existe aún una vacuna contra la enfermedad, "actualmente la lepra puede ser exitosamente tratada durante los primeros 12 ó 24 meses de contagio, de ahí que el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno son fundamentales para prevenir discapacidades", concluyó.

NTX/JARCH/GVG