Sin cambio tasa de fondeo, repunte inflacionario es temporal

Grupos financieros anticiparon que el Banco de México (Banxico) mantendrá este viernes la tasa de referencia en su nivel mínimo histórico de 3.5 por ciento, pues el repunte de la inflación es temporal y retomará su tendencia de baja de manera gradual.

Banamex, Santander y Banorte coincidieron que en su anuncio de política monetaria de este viernes, el banco central expresará que se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación.

Recordaron que la tasa anual de inflación cerró 2013 en 3.97 por ciento y en la primera quincena de enero de este año repuntó a 4.63 por ciento por efecto de la entrada en vigor de más y nuevos impuestos aprobados como parte de la reforma fiscal.

Banamex anticipó que Banxico mantendrá la tasa de fondeo sin cambio en su nivel actual de 3.5 por ciento, pero también introducirá un mayor énfasis en la naturaleza temporal del actual repunte inflacionario al tiempo que se presentará como vigilante de que no se generen efectos de segunda ronda.

Adicionalmente, derivado de que la inflación general ya ha sobrepasado el nivel de 4.5 por ciento en la primera mitad de enero, estimó el tono del comunicado de política monetaria se inclinará desde el neutro observado en diciembre hacia territorio "halcón".

Consideró que el tono "halcón" o "hawkish" (preocupado por la inflación pero no por el crecimiento) probablemente se mantendrá en tanto la inflación continúe por arriba del límite superior del intervalo de variabilidad de Banxico, de 4.0 por ciento.

"Confirmamos nuestro escenario donde la tasa de política monetaria se mantendrá sin cambios el resto del año, en un contexto donde la ausencia de presiones en cotización de materias primas a nivel internacional y la holgura económica local no favorecería un clima de contaminación inflacionaria", añadió.

Santander estimó que el próximo viernes la Junta de Gobierno del Banxico mantendrá la tasa de fondeo en 3.50 por ciento, pues mencionará que los impactos resultantes de la reforma fiscal serán de una sola vez, pero que estará atenta a "evitar" efectos de segundo orden que podrían llevar a la inflación (tasa anual) a niveles mayores a lo estimado.

Banorte opinó que en su decisión de política monetaria, el banco central mantendrá la tasa de referencia en 3.5 por ciento, nivel mínimo histórico, aunque podría incluir algunas advertencias en su comunicado dada la reciente alza que ha presentado la inflación.

No obstante, precisó, también mencionará que las recientes presiones inflacionarias estarán explicadas simplemente por la implementación de la reforma fiscal, y que no existen presiones adicionales por el lado de la demanda, dado el rezago que se ha observado tanto en la actividad económica como en el mercado laboral.

Mantuvo su pronóstico de que Banxico mantendrá una pausa en su postura monetaria por un periodo indefinido, porque reconoce que la economía global sigue presentando una recuperación frágil y el desempeño económico de México ha sido mayor al de otras economías emergentes en cuanto a reformas estructurales y estabilidad macroeconómica.