Quiere Esteban Gutiérrez convertirse en líder del equipo

Los nuevos retos para Esteban Gutiérrez este año en Fórmula Uno están definidos, y entre ellos está convertirse en el líder del equipo, pues luego de cumplir con una temporada de muchos cambios en 2013 ha podido rescatar lo bueno para querer ser un referente.

Durante la presentación del C-33 Ferrari, monoplaza con el que competirá este año en la máxima categoría, Esteban señaló que aunque es su segunda temporada, se considera con la capacidad para tomar las riendas del equipo, luego que en 2013 le tocó vivir un inicio muy complicado que en la segunda mitad del campeonato mejoró y se le dieron sus primeros puntos.

"Quiero convertirme en un líder para el equipo. Mi enfoque ahora es diferente al del año pasado, estoy en un modo completamente de pelea, con mucha fuerza. Me preparé durante el descanso y también analicé y evalué todo lo que ocurrió en mi temporada debut, así que espero poder aprovechar eso y maximizarlo esta temporada", expuso.

Agregó que las vacaciones las ha pasado con el equipo, pues desea estar cerca del ambiente de trabajo ahora que llegan las nuevas regulaciones, además que se necesita toda la atención posible para ver cómo funciona y qué se puede mejorar en sus monoplazas.

"Ahora que nos acercamos al primer test he pasado varios días de diciembre en la fábrica, otros al comienzo de enero, y de nuevo a mitad de enero, todo ello para analizar con detalle lo que ocurre y para comentarlo con los ingenieros", mencionó.

Sobre su compañero, el alemán Adrian Sutil, dijo que será agradable trabajar con él, pues lo ve con buena química; además de que ya lo conocía por un amigo en común y habían coincidido en varios momentos, así que ahora está en la mejor disposición de hacer una dupla competitiva.

Por su lado, Monisha Kaltenborn, directora del equipo, dijo: "Lo conocemos extremadamente bien, su conexión con el equipo es de varios años. El año pasado tuvo un difícil comienzo, pero logró un progreso consistente. Encajó muy bien en el equipo. Confiamos en que pueda transformar su experiencia en buenos resultados".

Parte de los cambios de este año son el motor 1.6 litros supercargado que sustituye al V8 aspirado de 2.4 litros, y el sistema recuperador de energía será dos veces más poderoso que el año pasado.

En aerodinámica, el ancho máximo del ala delantera se reduce de 180 a 165 centímetros, así como una nariz más baja para reducir riesgos de accidentes.

Los bólidos de la máxima categoría serán más lentos, ya que el peso mínimo se incrementó de 642 a 691 kilogramos, incluido el peso del piloto, de esta manera Kaltenborn afirmó que el C-33 Ferrari ha sido un coche muy pensado tras lo vivido la temporada pasada.

"Tenemos un año de retos detrás de nosotros. La primera parte de 2013 fue particularmente difícil para el equipo, pero en la segunda mitad hicimos progresos significativos. Aprendimos mucho y esas lecciones las aplicaremos en esta nueva temporada", finalizó.