Posible concurso mercantil de desarrolladoras crea incertidumbre:Ara

El proceso de solución a los problemas financieros que enfrentan las tres grandes desarrolladoras: Geo, Urbi y Homex, que incluye la posibilidad del concurso mercantil, generará incertidumbre entre los inversionistas y retrasaría la emisión de deuda de otras empresas del sector, opinó el presidente de Consorcio Ara, Germán Ahumada.

Consideró que en este momento es prematuro salir a Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a recoger dinero, "tal vez hacia el segundo semestre pudiera ser, pero ahorita viene una época complicada que es el concurso mercantil de esas empresas y va hacer una época de demasiada publicidad negativa para el sector".

A su decir, esto podría retrasar los programas que se anunciaron por parte de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), para apoyar que empresas de vivienda, sobre todo de mediano tamaño, lleguen a la BMV.

Ara ya cuenta con líneas de crédito puente con bancos comerciales y de desarrollo (Bancomer, Banorte y un crédito sindicado de Sociedad Hipotecaria Federal), que en total suman dos mil millones de pesos para su operación -aunque de esto quizás utilizará una cuarta parte-, destacó Ahumada.

"El año pasado fue muy complicado para la banca y para los desarrolladores que teníamos que negociar; nosotros no tuvimos que reestructurar nuestro crédito sino recalendarizar y si fue muy complicado", debido a que los bancos se vieron afectados por la situación de las empresas mencionadas que se declararon en suspensión de pagos.

Consorcio Ara, a diferencia de las empresas emproblemadas que vieron caer su valor de capitalización en el mercado de valores en más de 80 por ciento en el último año, tuvo un incremento de 23 por ciento.

Ahumada destacó que 2013 fue un año complicado, pero el gobierno federal reaccionó de manera positiva, ante la importancia que tiene el sector por las 37 industrias que sostiene la industria.

En ese sentido, para este año previó un crecimiento de doble dígito en ingresos para Ara, de alrededor de 10 por ciento, ante un mejor ambiente tanto económico como en la industria de la vivienda.