Rechaza oposición propuesta para solucionar crisis en Ucrania

La oposición ucraniana rechazó hoy la propuesta del presidente Viktor Yanukovich de nombrar a un opositor como primer ministro para solucionar la crisis política y se mostró dispuesta a continuar con las manifestaciones de protesta.

El mandatario de Ucrania ofreció la víspera a la oposición ocupar el puesto de primer ministro y la liberación de los detenidos en las manifestaciones que no estén involucrados en delitos graves, como una manera de retornar a la normalidad.

Sin embargo, los tres líderes de la oposición: el jefe del partido UDAR, Vitali Klitschko; el jefe del partido Svoboda, Oleg Tyagnybok, y Arseniy Yatsenyuk, de Batkivchchyn, rechazaron la iniciativa presidencial y amenazaron continuar con las protestas hasta lograr sus demandas.

En un mitin en la Plaza de la Independencia, los líderes opositores afirmaron que seguirían movilizados hasta que se cumplan sus demandas y exigieron convocar a elecciones presidenciales este año y no en 2015, como está previsto.

"La lucha continúa", aseguró Oleg Tiagnybok ante decenas de miles de personas congregadas desde el sábado por la noche en la Plaza de la Independencia, según un reporte de la edición electrónica del diario Kyi Post.

De acuerdo con la iniciativa presidencial, Yatsenyuk, líder del partido de la encarcelada ex primera ministra, Yulia Timoshenko, estaría al frente de la jefatura de gobierno y el exboxeador Vitali Klitschko sería vice primer ministro de Asuntos Humanitarios.

"Estamos decididos, y no retrocedemos", afirmó Klitschko y pese a que reconoció que Yanukovich satisface buena parte de sus exigencias, continuarán las negociaciones hasta lograr que se cumplan por completo todas sus demandas.

Además de la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas, la oposición exige la cancelación de las leyes antiprotesta, aprobadas el 16 de enero pasado, que atentan contra la libertad de expresión y la libertad de reunión.

Ucrania vive en tensión desde noviembre pasado, cuando Yanukovich decidió no firmar un acuerdo con la Unión Europea (UE), lo que desató las mayores protestas en el país desde la Revolución Naranja de 2004, aunque la violencia surgió la semana pasada con la aprobación de la ley.

La legislación, aprobada por el Parlamento el pasado 16 de enero y firmada por Yanukovich un día después, prohíbe plantones sin autorización en las plazas públicas del país y da prisión de hasta 15 años para quien participe en una "violación masiva" del orden público.

Además exige a las organizaciones no gubernamentales (ONG) registrarse como "agentes extranjeros" si son financiadas por grupos fuera de Ucrania, de manera similar a las leyes establecidas en Rusia el año pasado.

La nueva ley también prevé prisión de 15 años a los manifestantes que cubran sus rostros con máscaras o cascos y hasta un año de trabajos forzados para toda persona que sea declarada culpable de difamación, incluso través de las redes sociales en internet.

La propuesta de Yanukovich fue anunciada tras una semana de manifestaciones de protesta y actos de violencia en la capital, que dejaron al menos tres manifestantes muertos por heridas de bala.

Desde hace más de dos meses la oposición ucraniana está movilizada contra el presidente, al que reprocha haber renunciado a un acuerdo de cooperación con la Unión Europea, por lo que exige su renuncia inmediata y la convocatoria de elecciones anticipadas.