Alitas, un negocio que vuela alto en México

En los últimos años, las alitas se han popularizado en México generando un "boom" de restaurantes especializados en el platillo y con ello, la llegada de nuevas cadenas.

Solo en diciembre pasado, la cadena estadounidense de restaurantes Buffalo Wild Wings anunció su entrada al país con la apertura de tres unidades, ubicadas en las ciudades de Chihuahua, Mérida y Monterrey.

Aunque los planes de la empresa van más allá, pues estiman que los tres grupos de franquicia operen 30 restaurantes Buffalo Wild Wings en toda la República Mexicana en los próximos años.

Sin embargo, no es la única franquicia especializada en este producto de pollo, pues también está la cadena Las Alitas, fundada en 1995 en un pequeño local en la ciudad de Monterrey y la cual abrió el pasado viernes en el Distrito Federal su unidad número 50 en el país.

Y va más allá, al buscar conquistar al mercado del centro del país con la apertura de alrededor de 35 nuevas unidades en los próximos años, lo que representará una inversión de alrededor de 400 millones de pesos.

La gerente de Marketing de la firma, Mónica Alarcón, dijo a Notimex que este año abrirán 10 unidades en el Distrito Federal y estado de México. "Estamos emprendiendo el vuelo para ver Las Alitas en toda la República Mexicana, e incluso en algunos años más en otra parte del mundo".

"No franquiciamos a gran escala, lo hacemos por territorios", declaró la directiva al destacar que "lo más difícil es convencer a las personas, hacer que regresen, por lo que es necesario tener un buen producto y servicio, pero sobre todo un buen concepto y experiencia".

Pero no son las únicas que operan en México, ya que Wing Stop tiene 17 unidades; Wings Factory cuenta con siete sucursales; mientras que Wings Army, ganó el premio a mejor franquicia de alimentos.

Así, las alitas serán un buen nicho de negocios, mientras se mantengan en el gusto de los paladares mexicanos.