Pese a esfuerzos y derechos persiste violencia contra la mujer

A pesar de que en México se ha trabajado en la equidad de género para brindar a las mujeres y a los hombres las mismas oportunidades, derechos, condiciones y formas de trato, siete de cada diez personas conocen a alguna dama que ha sido víctima de violencia de cualquier tipo.

Para 62.6 por ciento de los mexicanos la responsabilidad de este comportamiento recae en el hombre, quien con tintes de machismo maltrata a las mujeres de manera física, verbal o psicológica.

Este problema está inmerso en una visión donde 23 de cada cien ciudadanos consideran que "hay mucha violencia" en el país, misma que lo ubica entre las cinco naciones con más riesgos de América Latina, de acuerdo a una encuesta levantada por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Los datos del estudio muestran que 62.6 por ciento de los hombres, son los principales agresores de las mujeres, 21.4 corresponde al esposo, 1.9 incluye a toda la sociedad, 1.3 a otras mujeres, 0.8 al gobierno, otro 0.8 involucra a jefes de trabajo o novio, 0.3 a hijos, 2.8 mencionó "otro" y 4.3 por ciento no contestó.

En este sentido todavía hay quienes (8.7 por ciento) piensan que hay casos en que se justifica el maltrato.

Sobre la responsabilidad de este fenómeno social, 27 de cada cien respondieron de manera contundente que son los hombres, 13 endosa esta situación a la educación y cultura, 12.9 a las mujeres, 8.3 al gobierno federal, 7.5 a ellas mismas, 5.3 a la sociedad, 3.5 a las familias e hijos, 3.4 al machismo, 2.2 a hombres y mujeres, 1.8 a los padres.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la violencia contra la mujer -especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual- constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres.

De los 800 entrevistados en todo el país por Gabinete/Kaleydoscopio, 60 de cada cien señalaron que las agresiones físicas, verbales o psicológicas son por igual parte, mientras 14 de cada cien piensan que lo violento son actos físicos, seis que lo son los insultos y gritos, y 13 las presiones mentales.

En el campo de la violencia al sexo femenino, 33.4 por ciento de los entrevistados aseguraron que el machismo desata las agresiones, 8.9 piensa que los celos, 7.7 el factor del dinero, 7.3 adicciones, 6.5 mala educación.

Otro 5.3 lo relaciona con el nivel de cultura, 4.8 ignorancia, cuatro falta de respeto a la mujer, 3.8 infravaloración femenina, 2.9 el que se permita, 1.9 infidelidad, y 1.2 por ciento la negativa a sostener relaciones sexuales.

Aunque el panorama no es nada halagador, 53.7 por ciento de los consultados consideran que en México sí se respetan los derechos de las mujeres, lo que no cree 42 de la gente. Un 45.3 de las mexicanas señala que no hay respeto a sus garantías individuales, pero 58 de los varones piensa que se cumplen.

Un estudio de la OMS reporta que las mujeres de 15 a 49 años refirieron haber sufrido violencia física y/o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida.

El trabajo de Gabinete de Comunicación Estratégica revela que la violencia en México es preocupante, ya que la valoración de la gente fue alta: 7.7 en una escala de 10.

Un 23.5 de los consultados calificó la ola violenta con diez ("mucha violencia"), 10.3 con nueve, 25.9 con ocho, 15.7 con siete, y 8.9 con seis.

En el ámbito global, 43.1 por ciento de los participantes colocó a México entre los cinco más violentos de América Latina, 25.2 entre seis y 10, un 13.2 entre 11 y 15, un cinco entre 16 y 20 y 6.2 por ciento después del 20. La mitad de las mujeres lo ubica entre los cinco más violentos, lo que hacen 27 de cada cien hombres.