Falta mejorar en profundidad, estima Tena tras golear 4-0 al Veracruz

Luis Fernando Tena, director técnico del Cruz Azul, consideró que lo más positivo del inicio imbatible tras cuatro jornadas del Torneo Clausura 2014, incluida la goleada 4-0 sobre Veracruz de hoy, es la dinámica y entrega, aunque falta mejorar en la profundidad de sus avances.

Al finalizar el encuentro de esta tarde en el estadio Azul, el timonel indicó, "creo que hoy fue un buen partido, la gente se fue contenta, reconoció el esfuerzo a nuestro equipo y por momentos el buen quehacer futbolístico que tuvimos. Y claro que si uno gana 4-0 se va contento, entendiendo que nos falta mucho por mejorar".

"En cuanto al esfuerzo, la determinación, la dinámica, el equipo ha dejado todo en estos cuatro partidos, a veces jugamos bien, por momentos no tanto y sabemos que cada vez se va a poner más difícil".

Y sobre lo que carece aún su escuadra en este inicio del certamen juzgó, "circulamos bien la pelota hasta tres cuartos de campo y después tenemos que tener más profundidad".

Tena reveló cuál fue el mensaje del presidente Guillermo Álvarez Cuevas al reunirse con el grupo en el vestidor al final del partido, donde destacó que no deben fiarse tras el comienzo imbatible.

"Felicitó a los jugadores por el esfuerzo, por la determinación, por la dinámica, en fin por el bueno juego que en términos generales hicieron hoy. Obviamente está contento el presidente, estamos contentos nosotros, los jugadores y la gente, pero con los pies en el piso, bien conscientes de que esto apenas está empezando y falta mucho y lo más difícil".

El estratega consideró que tras llevar ventaja de 3-0 a los 45 minutos, la baja de intensidad en el complemento no fue total de los celestes, sino un ajuste del rival.

"No creo, pienso que Veracruz se acomodó mejor y nos tapó los espacios. La idea nuestra era seguir marcando goles, atacando con la misma intensidad".

Explicó que el ecuatoriano Joao Robin Rojas salió por un problema en la rodilla izquierda y Alejandro Castro, por un problema muscular, pero en ninguno de los dos casos es algo grave.