Abre circo mexicano en Panamá al ganar batalla legal

El circo mexicano de los Hermanos Suárez abrió hoy sus puertas en la capital panameña al ganar un pleito legal en la Corte Suprema de Justicia a la alcaldía capitalina, que se oponía a su instalación.

"Estamos en trámites legales, el juez dio el fallo a nuestro favor, aceptó el amparo de garantías y dio pie para que pudiéramos funcionar", dijo a Notimex el representante del circo, Iván Suárez, minutos antes de la función inaugural de gala.

Mientras una larga fila de gente esperaba la apertura de las puertas para la primera tanda, una docena de manifestantes de grupos defensores de los animales se concentró para expresar su rechazo al uso de animales en el circo.

El debut del circo se retrasó por más de una semana luego que la alcaldía capitalina emitiera el 14 de enero una resolución para negar el permiso de instalación en la Avenida Balboa por considerar que pone en riesgo hospitales y escuelas cercanas.

La presencia del circo "representaría un riesgo para la salud y perturbaría la tranquilidad del área", indicó la alcaldía.

"Nosotros no representamos un riesgo para la comunidad, al contrario somos un espectáculo que venimos a traer diversión y sano entretenimiento", planteó Suárez, quien pertenece a la quinta generación de cirqueros mexicanos de esa familia.

Suárez dijo que recurrieron con un amparo de garantías al máximo tribunal de justicia por considerar que la alcaldía carecía de razón, toda vez que otro tipo de actividades, como los carnavales, se realizan más cerca de los hospitales y escuelas señaladas.

"Los carnavales se realizan frente a los hospitales y no pasa nada, les dan los permisos; me imagino que se realizarán (este año) como todos los años, entonces por qué a unos sí y a otros no", planteó Suárez.

Sobre las protestas de quienes se oponen a la utilización de animales en circos, rechazó que en el caso de su empresa se recurra al maltrato de las especies participantes en el espectáculo, en esta ocasión caballos y perros.

"Tenemos los animales en perfecto estado de salud; están sanos, están vigorosos, no se a qué le a llaman maltrato", expresó Suárez, en cuya empresa laboran unas 100 personas, 25 de ellas mexicanas y el resto de varias nacionalidades.

El circo permanecerá un mes y medio en la capital para luego desplazarse a varias provincias en un recorrido de unos cuatro meses para luego embarcarse a Jamaica.

Participante en la manifestación, el diputado oficialista Víctor Juliao, anunció que en las próximas semanas presentará un proyecto de ley para prohibir los circos con animales en Panamá.

"Panamá no quiere circos con animales", "No al maltrato", "No les enseñes a los niños la crueldad contra los animales", indicaban las pancartas portadas por los manifestantes.