Sin brillo, pero con facilidad, Italia calificó a Brasil 2014

Aunque siempre está entre los favoritos para ganar títulos, si algo ha caracterizado a Italia es la falta de brillantez, y para llegar a la Copa del Mundo Brasil 2014 su futbol no fue el mejor, pero sí el suficiente para calificar con facilidad.

Dentro del Grupo B de las eliminatorias europeas, "La Nazionale" logró su boleto de forma directa al magno evento una vez que finalizó en la cima con 22 unidades en 10 partidos disputados, de forma invicta y con dos fechas antes de acabar la ronda de grupos.

La "azzurra" comenzó su camino el 7 de septiembre de 2012 con un empate 2-2 ante Bulgaria en condición de visitante y de ahí se enfiló a tierras brasileñas; totalizó seis victorias y cuatro empates, el último ya calificada, en casa ante Armenia, para generar dudas como es habitual.

Como anfitrión se impuso en cuatro partidos, dos de ellos de manera sufrida ante Bulgaria (1-0) y República Checa (2-1), mientras que de visitante tuvo choques complicados, pero supo firmar empates contra búlgaros, daneses y checos.

Su máximo goleador en las eliminatorias fue el delantero del AC Milan, Mario Balotelli, quien hizo cinco dianas y ahora tendrá la dura tarea de demostrarlo de nueva cuenta, pero en Brasil.

Italia está acostumbrada a venir de menos a más, de caer contra rivales de menor jerarquía y ser capaz de superar a los más temibles, así es la "azzurra" y en el próximo campeonato tendrá presencia en busca del pentacampeonato.