Uruguay sufrió, pero estará en Brasil 2014

Con la histórica final del "Maracanazo" como uno de sus máximos logros, cuando demostraron que no hay imposibles, la selección de Uruguay regresará a Brasil en busca de una nueva Copa del Mundo.

Han pasado más de 60 años desde aquella mítica final, sin embargo, ni uruguayos ni brasileños la han podido olvidar por lo que, a falta de pocos meses para que inicie la cita del 2014, es imposible descartar a "La Celeste".

Con prácticamente el mismo plantel de hace cuatro años, cuando acabaron cuartos en Sudáfrica 2010, Uruguay sufrió de más para estar en una nueva edición de la máxima fiesta del balompié, pues debió jugar el repechaje intercontinental para clasificar.

El cuadro dirigido por Oscar Washington Tabárez inició con el pie derecho las eliminatorias de la Conmebol, cuando superó 4-2 a Bolivia en Montevideo el 7 de octubre de 2011, y se trajo un punto en su visita a Paraguay (1-1) cuatro días después.

Para los siguientes tres encuentros en casa no dejó de sumar; goleó 4-0 a Chile, empató 1-1 con Ecuador y derrotó 4-2 a Perú, aunque en los últimos tres duelos de la primera ronda cosecharía solo una unidad (0-4 con Colombia, 1-1 con Ecuador y 0-3 con Argentina).

Tras sufrir un nuevo descalabro en patio ajeno, 1-4 con los bolivianos en la novena fecha de la eliminatoria, se colocarían por primera vez en el lugar cinco de la tabla, posición que otorgó medio pase al mundial, pues deberían jugar la repesca.

La "garra charrúa" empató después 1-1 con Paraguay y perdió 0-2 con Chile para salirse de la zona mundialista. Conscientes de ello, mejoraron en las siguientes jornadas, vencieron 1-0 a la "Vinotinto", 2-1 a los peruanos y 2-0 a los cafeteros, y volvieron al quinto puesto.

En la penúltima fecha viajaron a Quito para medirse con "La Tricolor", duelo donde el ganador obtendría el último pase directo a Brasil y el perderdor estaría automáticamente en la repesca; los anfitriones salieron avantes 1-0.

Uruguay cerró la eliminatoria sudamericana con un triunfo 3-2 sobre la "Albiceleste" para terminar con 25 puntos y con una última oportunidad de acceder a la cita del orbe, aunque debería superar a Jordania, su oponente del repechaje intercontinental.

En el estadio Internacional de Amán dejó sentenciada la clasificación, ya que goleó 5-0 para asegurar su regreso a Brasil, donde se alzó por segunda y última vez con el título de campeón del mundo. En la "vuelta" de la repesca, en el Centenario, no pasó del 0-0.

De esta manera, Uruguay accedió por segunda edición consecutiva a la Copa del Mundo, a la cual llega más que motivado en busca de superar lo hecho en Sudáfrica 2010 y repetir la hazaña del "Maracanazo".