Denuncian fallas en distribución de medicinas en Caracas

Las farmacias de Caracas reportan fallas de abastecimiento intermitente hasta por 40 por ciento, así como la la desaparición de medicamentos genéricos, con precios económicos, denunció hoy un dirigente del gremio farmacéutico.

El presidente de la Asociación de Farmacias del Este de Caracas (AFE), Rafael Fumero, dijo a Notimex que "tal y como ocurre con los alimentos en abastos y supermercados, los medicamentos regulados son los que más escasean".

Destacó que estos pueden ser sustituidos por aquellos medicamentos de marcas que sí se consiguen, aunque más costosos, lo que incide significativamente entre quienes viven de un sueldo mínimo y están enfermos, pues no disponen de los recursos para adquirirlos.

"Fármacos para enfermos de diabetes e hipertensión arterial presentan escasez a nivel nacional, entre estos Glucofage, Diovan, Enalapril, Coversyl, Manidon, Natrilyx y Coraspirina", señaló el dirigente del gremio que agrupa a unas 200 farmacias del este de Caracas.

Agregó que desde hace dos años, algunos medicamentos como insulina y sulfonilúreas, destinadas a pacientes diabéticos, llegan de manera intermitente, lo que dijo, "obedece al control ejercido por el Ministerio de Comercio y la falta de divisas y de materia prima".

Señaló que de los encargos semanales siempre les envían un tercio de la mercancía solicitada y eso se vuela en pocas horas, como es el caso de los antigripales, cuya venta repunta en estas fechas debido a las bajas temperaturas y las precipitaciones.

"Hay productos como la glicerina que tienen fallas de hasta ocho meses, pero más curioso son otros que últimamente han desaparecido de algunos anaqueles, como la leche de magnesia, Maalox, Alka Seltzer o Vick Vaporub, que son de alta demanda", afirmó.

Fumero dijo que la falta de divisas, que durante todo 2013 afectó al sector farmacéutico, ha mermado sus inventarios y hay complicaciones para la importación de materia prima porque la industria debe a sus proveedores más de dos mil millones de dólares.

En su opinión, la situación planteada obedece a la caída en la asignación de divisas para el sector farmacéutico y la tardanza en la liquidación de los dólares, a lo que se suma el rezago de precios de los medicamentos, que permanecen congelados desde el año 2003.