Al menos 17 muertos deja nueva ola de atentados en Irak

Una serie de atentados con bombas en Bagdad y otras localidades en el norte de Irak dejó 17 personas muertas, entre ellas un soldado y su familia, reportaron hoy funcionarios iraquíes.

En un atentado de mortero sucedido en una aldea de la provincia oriental iraquí de Diyala murieron un soldado y cinco de sus familiares, anunció una fuente de la policía local.

El ataque ocurrió al atardecer cuando varios morteros impactaron contra una aldea chiita cerca de la ciudad de Baquba, capital provincial, situada a unos 65 kilómetros al noreste de Bagdad.

Hombres armados no identificados dispararon una serie de proyectiles de mortero hacia la aldea en el distrito Abbara, al noreste de Baquba, indicó el reporte de la agencia iraquí de noticias NINA (National Iraqi News Agency).

Una unidad de la policía acudió al lugar del siniestro y acordonó la zona, mientras que los cuerpos fueron trasladados a la unidad de medicina forense.

Mujeres y niños se encuentran entre los fallecidos por la explosión, que también destruyó una casa en la misma aldea, añadió la fuente.

En el distrito de Amariyah, en el oeste de Bagdad, un coche bomba estalló en una calle comercial con un saldo de cuatro personas muertas y otras 12 heridas.

Asimismo, en el oeste de Bagdad, la explosión de una bomba cerca de un mercado en el vecindario de Sadiyah mató a dos personas e hirió a seis.

En la ciudad de Faluya, tres civiles murieron y 11 resultaron heridos luego de que se registraron varios ataques con fuego de mortero.

En el oeste de Mosul dos soldados murieron tras un ataque armado a un puesto de control del ejército, señaló una fuente de la policía en la provincia de Nínive.