A Luna no le importa festejo celeste, Veracruz viene a ganar al Azul

A Veracruz poco le importa que su rival de mañana, Cruz Azul, quiera celebrar con su afición el 50 aniversario de su ascenso al máximo circuito, pues a decir de su técnico, Juan Antonio Luna, no hay equipos invencibles.

"Nosotros, si fuera el partido común y corriente, que no hubiera festejo, venimos con un solo objetivo: ganar el partido. El motivo que ellos tengan de celebración no nos interesa, nosotros estamos tratando de salvarnos de descender, y si están de fiesta y podemos ganarles o si no están de fiesta, también, venimos por eso", indicó.

A su llegada a la capital del país expuso que "en cualquier cancha se puede ganar. Me acuerdo que en 2002, con el San Luis recién ascendido, le ganamos 1-0 en el Azul. Ningún equipo es invencible. Ahora cambian las circunstancias porque venimos de visitantes, pero cualquier equipo no es menos".

Comentó que tal vez en algunos aspectos pueda catalogarse a su equipo como inferior a la plantilla celeste, "pero en el espíritu, en la combatividad, en la lucha y en el deseo de triunfo no somos menos que ellos".

Admitió que desde el arribo de Luis Fernando Tena al timón celeste ya se ha notado su mano. "Es un equipo muy complicado, el solo equipo con tantos jugadores de peso es muy difícil, sobre todo bien dirigidos por Luis Fernando (Tena) lo hace más complicado, por eso en tres jornadas ya está en la cima de la tabla general", dijo.

No quiso asegurar que el mediocampista Ángel Reyna vaya a jugar mañana, pues presenta un cuadro gripal, además de señalar que desconoce si el jugador tiene problemas con la directiva.

"El comportamiento de Ángel el torneo pasado (Apertura 2013) fue excelente, nos dio bastantes puntos. Hoy empezó un poco bajito de nivel de juego, pero ya lo tenemos y él va a ser el pilar de este equipo", dijo el timonel, quien además aseguró que él no conoce el lado conflictivo del jugador, pese al largo tiempo de tratarlo.

Luna, de pasado americanista como futbolista en activo, lamentó la muerte de José Antonio Reinoso, uno de los hijos del chileno Carlos Reinoso, ícono de ese club.

"Todos los que lo conocimos y que somos amigos de la familia tenemos un gran dolor por la partida de José Antonio, sabemos que ya está en las manos de Dios y vamos a tratar de dedicarle este partido", concluyó.