Confirma Suprema Corte exención a grupos religiosos por Obamacare

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos extendió hoy la exención temporal hecha a grupos religiosos que impugnaron un aspecto de la Ley de Salud Asequible, relacionada con la cobertura médico anticonceptiva.

El máximo tribunal determinó que la exención debe mantenerse en vigor en tanto analiza una demanda de la organización "Hermanitas de los Pobres", la cual objetó un requisito que las obliga a pedir por escrito al gobierno federal ser exceptuadas formalmente.

La Ley de Salud Asequible, también conocida como Obamacare, incluye una serie de beneficios médicos universales, entre ellos la cobertura de medicinas para planificación familiar, hospitalizaciones, embarazos y salud mental.

Pero el grupo "Hermanitas de los Pobres" presentó una demanda bajo el argumento de que las organizaciones religiosas no deben ser forzadas a ofrecer beneficios -en este caso cobertura anticonceptiva a sus empleadas-- si van en contra de sus principios religiosos.

La magistrada de origen puertorriqueño Sonia Sotomayor, de religión católica, concedió inicialmente en diciembre una suspensión provisional a los grupos religiosos, un día antes de la entrada en vigor de la ley.

Ante el fallo inicial, el gobierno de Barack Obama había pedido a la Suprema Corte rechazar la petición del grupo que pidió ser exentado del requisito de la ley, sin recibir permiso del gobierno federal.

El abogado general de la nación Donald Verrilli señaló en una moción que la demanda debía invalidarse porque la propia ley establece que los grupos religiosos sin fines de lucro pueden evitar cumplir con el mandato con sólo pedirlo por escrito al gobierno.

En su demanda, los quejosos pidieron ser exceptuados del mandato, sin que tengan que pedirlo por escrito al gobierno federal como marca la ley. Los magistrados ignoraron el punto de vista de la Casa Blanca y dieron una victoria preliminar a los quejosos.

La Ley de Salud Asequible puso desde el 1 de enero en operación el nuevo "mercado" de planes de salud, en medio de un inédito interés de último momento del público estadunidense tras la racha de tropiezos técnicos iniciales.

Al menos 1.1 millones de personas se inscribieron a nivel federal en los nuevos planes de seguro desde octubre, 975 mil de ellos sólo en diciembre, además de unos 900 mil más que lo hicieron en los sitios estatales de Nueva York, California y Maryland.

Se espera que la Suprema Corte de Justicia emita en los próximos meses un fallo sobre los méritos de la demanda, luego que concedió la suspensión temporal de las cláusulas sobre anticonceptivos.