Especialista propone mayor impulso a relación comercial México-Cuba

El analista de la Universidad Iberoamericana (UIA), Carlos Manuel Rodríguez Arechavaleta, sostuvo que a México le conviene ser "un jugador importante en la transición económica en Cuba", nación que a su vez se beneficiará con la inversión mexicana.

A su parecer, el gobierno federal debe aprovechar para restablecer las relaciones comerciales con la isla, en el marco de la participación mexicana en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Las condiciones actuales de Cuba son radicalmente distintas, pues Raúl Castro "ha dado pasos importantes hacia una descentralización del Estado en la economía y, ligeramente, ha abierto mayores espacios hacia la individualización y las libertades individuales y de iniciativa económica en Cuba".

De esta forma, México debe aprovechar la situación, pero tomando en cuenta "que la isla todavía no tiene las condiciones políticas y de certidumbre jurídica para legitimar derechos de propiedad e inversión", expuso el investigador del Departamento de Comunicación de esta casa de estudios.

En un comunicado de la UIA, subrayó que un paso importante para el acercamiento entre ambos países fue el reciente congelamiento de 70 por ciento de la deuda de Cuba con México, lo que puede ayudar a recuperar la cooperación que tradicionalmente han mantenido los presidentes priístas con la isla.

Si miramos la historia de relaciones entre ambos países en los últimos 50 años, el PRI y el gobierno de Fidel Castro tuvieron una relación estrecha y pragmática, cimentada por el punto histórico de su estancia en México y su salida por Tuxpan, Veracruz, para iniciar el proceso revolucionario en Cuba. señaló.

Fue durante la administración de Ernesto Zedillo, presidente de transición, cuando México empezó a dar importancia a los temas de derechos humanos, las libertades cívicas y la falta de democracia en Cuba, tras los incidentes de Vicente Fox con Fidel Castro, añadieron tensión a la relación bilateral, dijo.

Esta se normalizó de forma "tibia" en el gobierno de Felipe Calderón, pues no se pasó a mayores en términos de un relanzamiento de relaciones económicas, expuso el catedrático.

Aunque geográfica, cultural e históricamente México ha tenido una relación estrecha con Cuba es más cercano con Estados Unidos, su principal socio comercial.

Por lo que no sería raro que el gobierno estadunidense sugiriera al gobierno mexicano y su equipo económico tratar de incidir en la flexibilización y aceleración de las reformas económicas y de mercado cubanas, puntualizó.