Avanza 72.3 por ciento la ampliación del Canal de Panamá

La ampliación del Canal de Panamá registró un avance de 72.3 por ciento al 31 de diciembre pasado, aunque luego entró en una semiparalización de labores ante los reclamos económicos del Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC).

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informó este viernes que publicó y "entregó a las instancias fiscalizadoras el XXIX informe trimestral de avance de los contratos del Programa de Ampliación", como esta obligada a hacerlo por una ley de 2006.

El reporte fue remitido a la Presidencia del país, a la Asamblea Nacional de Diputados, a la Contraloría General y a una comisión supervisora.

Al 31 de diciembre pasado, el avance de obras fue de 72.3 por ciento, 7.5 puntos más de lo reportado al 30 de octubre, detalló.

En el informe, la ACP refirió la disputa del GUPC que demanda mil 600 millones de dólares en sobrecostos, pero la dependencia afirmó que cualquier reclamo debe basarse en el contrato por tres mil 221 millones de dólares firmado en 2009.

El GUPC, integrado por la española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA, aplazó al próximo 31 de enero un ultimátum de suspender las obras en caso de que la autoridad desatienda sus peticiones.

En la actualidad se llevan a cabo esfuerzos "para encontrar una solución dentro del marco contractual, que ambas partes encuentren aceptables", indicó el reporte.

Las partes acordaron mantener las negociaciones hasta el 1 de febrero próximo con el objetivo de que el GUPC reanude al 100 por ciento sus labores, ahora reducidas a un 25 por ciento.

La ACP y el GUPC se reunieron el martes con la aseguradora Zurich -tenedora parcial de una fianza de cumplimiento por 600 millones de dólares-, en busca de una solución a la falta de liquidez por la que atraviesa el consorcio internacional.

La expansión para añadir un carril a los dos existentes inició en 2007 con una inversión total de cinco mil 250 millones de dólares, para finalizar el 21 de octubre de 2014, pero ahora el proyecto sufre al menos un retraso de unos nueve meses.