Revisa policía ecuatoriana conducta de más de 200 uniformados

La policía ecuatoriana revisa la conducta de más de 200 uniformados, con pruebas como el polígrafo, para reducir la incidencia de agentes en delitos, con miras a depurar la institución, informaron hoy autoridades.

El diario ecuatoriano El Comercio aseguró este viernes en su portal digital que el llamado "examen de confianza" forma parte de la evaluación integral que la Inspectoría de la Policía realiza a 44 mil de sus integrantes.

Precisó que según fuentes de la institución, el año pasado 534 gendarmes fueron apresados a escala nacional por delitos como violencia intrafamiliar, desaparición forzada, asesinato y escándalo en la vía pública, entre otros.

Informó que en 2013, cuatro mil 476 agentes se sometieron a las pruebas, las cuales -además del polígrafo- incluyen test psicológicos, exámenes toxicológicos (para determinar consumo de drogas) y una declaración juramentada de bienes.

Según el reporte, la meta del Ministerio del Interior ecuatoriano es depurar la institución, proceso dentro del cual 208 policías ya fueron separados el año pasado y más de 200 son observados para desvincularlos de la entidad.

De acuerdo con las fuentes policiales, citadas por el diario, 45 agentes se someten al polígrafo cada día en Quito mientras 37 equipos de este tipo están habilitados para evaluar a los uniformados, en aras de cumplir con la misión.

El medio aseguró que quedarán fuera de la entidad quienes "tienen juicios penales", en tanto que los agentes que no pasen las pruebas toxicológicas serán sometidos a un proceso de rehabilitación de consumo de narcóticos, por tres meses.