Estados Unidos se queda sin plan para evitar el 'abismo fiscal', aunque siguen las negociaciones

Obama y Joe Biden
Obama y Joe Biden, en uno de los pasillos de la Casa Blanca en Washington. (Pete Souza / Casa Blanca)
Ampliar
  • Republicanos de Cámara de Representantes notificaron a legisladores que votarán sólo otras iniciativas.
  • El presidente había dicho que estaban cerca de un acuerdo.

No se llegará a un acuerdo para evitar el aumento generalizado de impuestos y recorte de gasto gubernamental, conocido como abismo fiscal, antes de la fecha límite que expira a la medianoche, dijeron el lunes legisladores republicanos que controlan la Cámara de Representantes; sin embargo, el Senado continúa negociando para llegar a un compromiso.

Los republicanos de la cámara de represenantes notificaron a legisladores que el recinto legislativo votará sobre otras iniciativas de ley. Señalaron que serán sus únicas votaciones del día, así que, técnicamente, Estados Unidos caerá en el abismo fiscal. Aunque el Congreso podría aprobar posteriormente una legislación retroactiva bloqueando los aumentos de impuestos y recorte de gastos.

Previamente, el presidente Barack Obama y el líder de la minoría republicana en el Senado Mitch McConnell dijeron que estaban cerca de un acuerdo para evitar el abismo fiscal, el cual entra en efecto con el nuevo año.

Ambos indicaron que aún estaban negociando sobre si debe evitarse —y cómo— un recorte de 109.000 millones de dólares a programas de defensa y otros nacionales que entran en efecto el miércoles.

No hay un "gran acuerdo"

Obama, quien habló desde la Casa Blanca, dijo que lamentaba que su gobierno y el Congreso no hubiesen llegado un "gran acuerdo" para atender el déficit crónico en el gasto del país, pero dijo que eso era imposible "con este Congreso en este momento". Ambas partes no han podido llegar a ese tipo de acuerdo en más de un año, a pesar de que habían fijado el límite para esta medianoche como una motivación.

"Aún hay cosas por resolver, pero tenemos la esperanza de que el Congreso pueda lograrlo", dijo Obama. "Sin embargo, no está terminado".

Funcionarios cercanos con las negociaciones del lunes dijeron que se llegaría a un acuerdo para resolver el mayor problema al incrementar las tasas fiscales sobre los ingresos familiares que sobrepasen los 450.000 dólares al año.

Pero la forma de realizar los importantes cortes en el gasto sigue sin resolverse.

Esperanza perdida

La esperanza de la Casa Blanca y de legisladores era concretar un acuerdo, promulgarlo y enviarlo a Obama para su firma antes de que los contribuyentes sintieran el impacto de mayores impuestos al ingreso o que agencias federales comenzaran a emitir permisos de ausencia o tomar otras medidas requeridas por el recorte de gastos.

Se prevé que el acuerdo aumente los impuestos para familias que ganaran más de 450.000 dólaresLos contornos de un acuerdo para evitar la combinación de aumentos tributarios generalizados y recortes de gasto público, llamada "precipicio fiscal", han empezado a dibujarse.

Los funcionarios señalaron que el acuerdo aumentaría a 39,6% las tasas de impuestos para familias que ganaran más de 450.000 dólares al año. El impuesto sobre herencias por valor de más de 5 millones de dólares aumentaría de 35% a 40%. El subsidio por desempleo se mantendrá un año. Sin esta extensión, 2 millones de personas perderían esas prestaciones a partir de principios de enero.

Sin embargo, los funcionarios dijeron que la Casa Blanca y los Republicanos estaban estancados en la negociación sobre qué hacer con los recortes generales y automáticos del gasto que entrarían en vigor el martes. Los demócratas quieren posponer los recortes un año y compensarlos con ingresos aún no precisados.

Obama: "Aún no está cerrado"

Poco después de mediodía, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, compareció ante los periodistas para anunciar que el acuerdo entre demócratas y republicanos para evitar el abismo fiscal está cerca, pero no se ha concretado del todo. "Aún no se ha cerrado, todavía hay temas que tenemos que resolver".

Obama adelantó que el acuerdo podría lograrse por fases. "Por ahora nuestra prioridad es lograr que no suban los impuestos a las familias de clase media a partir de este martes, es un objetivo modesto que tenemos que conseguir".

"Republicanos y demócratas están cerca de conseguir el acuerdo, pero aún no lo han logrado", ha señalado el presidente.

Obama ha dicho que está dispuesto a dar su brazo a torcer en varios rubros, como rebajar las cuentas del programa médico Medicare. Pero ha enfatizado que los recortes deben hacerse de forma equilibrada, se manera que no afecte a quien más lo necesita.

Extensión del subsidio de desempleo

Cualquier acuerdo general también es probable que incluya una cláusula que evite un aumento de la leche el próximo año, extienda el subsidio a los que llevan meses desempleados y evite que se recorten en 27% los honorarios de los médicos que atienden a pacientes del programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos Medicare.

Hasta el momento, Obama y los republicanos, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, no han logrado un compromiso que evite aumentos de impuestos, reducciones en los gastos de todo el gobierno federal, y el fin del subsidio por desempleo para más de 2,3 millones de personas.

Aún si McConnell y Biden llegasen a un entendimiento habrá que ver en qué forma reacciona la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, una bancada en la cual un segmento muy militante se opone a todo incremento de los impuestos y está dispuesto a encarar un corte indiscriminado de los gastos.

Los recortes de impuestos, promulgados en su mayoría por el presidente George W. Bush en 2001 y 2003, expiran a la medianoche, y las reducciones de gastos en todo el gobierno federal, por 109.000 millones de dólares este año, podrían aplicarse desde la próxima semana.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/871/0/abismo/fiscal/acuerdo-estados-unidos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR