Paseo en el yate “Pachamama”, acercamiento a naturaleza en Reynosa

El río Bravo, uno de los caudales más grande de América del Norte, ofrece diversas actividades deportivas, culturales, sociales y de entretenimiento, entre las que destaca el ecoturismo a bordo del...

El río Bravo, uno de los caudales más grande de América del Norte, ofrece diversas actividades deportivas, culturales, sociales y de entretenimiento, entre las que destaca el ecoturismo a bordo del yate “Pachamama”.

La directora del Parque Ecológico de Reynosa, Cristina Moreno Ricart, refirió que desde hace cuatro años se realiza en esta frontera un recorrido por las aguas del afluente a bordo del yate, a través del cual además de diversión se busca que la población conozca más sobre la flora y fauna nativa que ahí se alberga.

En entrevista con Notimex, señaló que las aguas del río Bravo invitan a conectarse con la naturaleza, pues ahí viven diversas especies de animales y plantas que lo convierten en un refugio natural.

Además de que los visitantes disfrutan del caudal realizando diversos deportes acuáticos y el ya tradicional paseo en el “Pachamama”, pues resaltó que esta ciudad es la única en la frontera norte del país, que cuenta con un yate de este tipo que puede navegar en las aguas del río Bravo.

Moreno Ricart mencionó que las márgenes del río Bravo invitan a conectarse con la naturaleza, pues ahí viven diversas especies de animales y plantas que lo convierten en un refugio natural.

Expuso que el río Bravo es cuatro veces más grande en esta zona, en comparación con otros municipios como Matamoros o Nuevo Laredo, con una profundidad de entre los ocho y 15 metros, lo que permite que el “Pachamama”, cuyo significado es Madre Tierra, pueda transitar sin ningún problema.

“Esta parte del río es cuatro veces más grande que el que llega a Matamoros, aquí hay una represa, están desde 1957 las compuertas que se hicieron para aprovechar el agua del río e irrigar la zona norte de Tamaulipas, eso hace posible que tengamos ese calado de profundidad, en promedio son ocho metros pero hay partes que alcanzan los 15”, dijo.

Refirió que en municipios como Nuevo Laredo y Matamoros han querido replicar al “Pachamama”, pero que las condiciones hidrológicas y naturales no se lo permiten.

Cristina Moreno destacó la importancia de que la población conozca la flora y fauna nativa que alberga ambos lados del río, misma que sirve de frontera natural entre México y Estados Unidos.

Apuntó que entre los animales nativos se encuentran la chachalaca, la calandria, el gato montés, zorros, jabalí, pelicanos, golondrinas, patos y garzas, entre otros.

Además de albergar una diversidad de plantas originarias de esta localidad entre las que destacan los matorrales, el tule, carrizo, coyotillo, tasajillo, nopal y saladilla entre otras.

Mencionó que la intención es darle vida al río Bravo, caudal que guarda historias de ambos países, por lo que a través del recorrido acuático se pretende que los visitantes y la población conozcan la biodiversidad que ahí se alberga.

Recordó que gracias a las condiciones del río en esta frontera se han podido realizar algunas actividades deportivas en kayak, wake board, canotaje y jet ski, entre otras.

“Nosotros queremos darle otra imagen y uso a las aguas del río Bravo en el tramo correspondiente a Reynosa y hacerle ver a la gente que es un gran atractivo que cuenta con flora y fauna nativa, que alberga un gran tesoro cultural e histórico por sus características”, señaló.

Por su parte, Javier Ramírez, coordinador operativo del yate “Pachamama”, destacó que esta embarcación que se construyó en Reynosa opera con gasolina y cuenta con capacidad para 60 personas.

Mencionó que a lo largo del recorrido, que dura unos 40 minutos, se explica a los paseantes sobre la vegetación y fauna que ahí alberga además de la historia que guarda esa parte del río Bravo.

“Mientras hacemos el recorrido, vamos explicando lo que se encuentra en los alrededores, por un lado se ubica el parque Anzalduas que ya está en territorio estadunidense y por lado mexicano está el recreativo La Bocatoma y es común encontrarse con las embarcaciones de los agentes de la Border Patrol, quienes supervisan que todo esté en orden en ambos lados de la frontera”, dijo.

Señaló que muchas personas gustan ir a pescar en las aguas del río Bravo, en donde se han obtenido ejemplares de catán, entre otras especies típicas de esta zona.

Javier Ramírez también se encarga de ambientar el paseo e invitar a tanto a niños como adultos a ocupar el lugar del capitán de yate, pues se les permite conducir la embarcación por breves espacios, además de realizar diversas dinámicas.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/77287/0/paseo-en-el-yate-pachamama-acercamiento-a-naturaleza-en-reynosa/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR