Los mayas tenían razón

Los mayas tenían razón

Fin del mundo
Explosión del planeta tras haberse pronosticado el fin del mundo. (ARCHIVO)
Ampliar
  • Crónica de cómo está el mundo... tras el fin del mundo.
  • Destrucción y caos por doquier tras haberse cumplido la profecía.

El fin del mundo ha llegado. Pese a los mensajes de tranquilidad que la NASA había estado enviando a la población, la profecía de los mayas se ha cumplido con espeluznante puntualidad y una mortífera combinación de terremotos, huracanes y meteoritos ha comenzado a golpear a nuestro planeta.

La Estatua de la Libertad ha sido engullida por las olas "Llevamos meses aguantando las burlas de nuestros vecinos por ser previsores y hacer acopio de agua potable, generadores eléctricos, alimentos enlatados y mantas", explicó a medios locales un granjero de Utah (EU), alzando la voz para hacerse oír en medio del vendaval, minutos antes de encerrarse en su búnker con su esposa, hijos y nueras, un par de rifles y abundante munición. "Ahora, cada cual recogerá lo que ha sembrado. Si alguien intenta asaltar nuestro refugio, lo coseré a balazos".

Pero son pocas las familias a las que el apocalipsis ha cogido debidamente pertrechadas. De otras partes del mundo llegan informaciones aisladas: en Suramérica, grandes masas de agua como el lago Titicaca habrían resultado completamente volatilizadas por el impacto de un asteroide. La Estatua de la Libertad ha sido engullida por las olas y otros iconos de nuestra civilización como la Torre Eiffel o el Cristo del Corcovado han quedado reducidos a escombros en cuestión de segundos mientras, en Egipto, los corrimientos de tierra han dejado al descubierto decenas de nuevas pirámides que llevaban milenios sepultadas bajo la arena.

Por las ventanas de la sede de 20 minutos en Madrid (España), junto a la M-30, pasan volando, arrastrados por el viento, árboles, coches, vallas publicitarias: todo tipo de objetos. El cielo parece incendiado por una lluvia de estrellas fugaces que brillan entre la nube de ceniza y parecen cada vez más grandes, cada vez más cercanas. Y pienso: ¿tenía que caer precisamente en viernes?

-----

Nota: Esta es la crónica que quizá unos pocos (aquellos que se hayan dejado la paga extra de Navidad en comida enlatada, bidones de agua mineral y lámparas de aceite) hubieran querido leer. Afortunadamente para el resto, es pura ficción: lo único que divisamos ahora mismo desde las ventanas de la redacción de 20 minutos son cuatro árboles meciéndose plácidamente por el viento y, al otro lado de la calle, el mismo edificio gris de siempre. Y si no, que venga un maya y lo vea.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/592/0/cronica-fin-del-mundo/profecia-maya-apocalipsis/viernes-21-12-2012/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR