Con develación de placa concluye temporada "La última sesión de Freud"

Con develación de placa concluye temporada "La última sesión de Freud"

El diálogo que sostienen dos hombres, grandes intelectuales de su tiempo, Sigmund Freud (1856-1939) y Clive Staples Lewis (1898-1963), acerca de la existencia o la no de Dios, es el hilo conductor de...

El diálogo que sostienen dos hombres, grandes intelectuales de su tiempo, Sigmund Freud (1856-1939) y Clive Staples Lewis (1898-1963), acerca de la existencia o la no de Dios, es el hilo conductor de la puesta en escena “La última sesión de Freud” que anoche concluyó su temporada en el Teatro Ignacio López Tarso, en el Centro Cultural San Ángel en esta ciudad.

La directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, y la titular de Canal Once, Ximena Saldaña, fueron las encargadas de develar una placa por el fin de temporada de este montaje que se engalana con la presencia de Álvaro Guerrero y Luis de Tavira, este último, en su regreso a los escenarios.

La directora del INBA se refirió al montaje, "como una de las obras más importantes en los últimos tiempos en el panorama del teatro en el país", al tiempo que felicitó al elenco e integrantes de este montaje, bajo la dirección de José Caballero, quien por motivos de trabajo estuvo ausente de la última función.

Saldaña, por su parte, hizo un reconocimiento a los productores de la obra, Jorge y Óscar Ortiz de Pinedo, por invertir sus recursos en estas grandes obras que nos acercan mucho a personajes como Sigmund Freud, Padre del Psicoanálisis, quien se encuentra con el apologista cristiano, crítico literario, novelista, académico, locutor de radio y ensayista británico Clive Staples Lewis, conocido como C.S Lewis.

“Invertir en estas obras es ponernos a la mano un teatro universal, un teatro mexicano, y demostrar el gran talento que tenemos en el país con estas puestas en escena”, dijo Saldaña, quien manifestó su compromiso de seguir promoviendo el teatro, "de seguir dando el servicio en pantalla, a toda nuestra audiencia para que sepan la gran oferta con la que contamos en el país".

En escena, ambos protagonistas trasladan al público a otra época, a través de un diálogo imaginario que ocurre en el despacho que Freud tiene en Londres, donde se ha refugiado para huir del nazismo.

En tiempos de la Segunda Guerra Mundial, ambos escuchan por la radio que la invasión de la Alemania nazi a Polonia ha provocado miles de muertos, escuchan la declaración del primer ministro y el rey.

Por espacio de una hora y 30 minutos, el diálogo respetuoso y apasionado que sostienen, se centra en la existencia de Dios. Lewis se asume como creyente, mientras que Freud es el ateo, charlan sobre el sexo, la familia, el mito, el poder, la violencia y la destrucción; argumentan con inteligencia.

En este montaje de Mark ST. Germain, el propósito no es quién sale vencedor en esta discusión, sino en las ideas y la brillantez con que ambos personajes argumentan desde su postura.

Freud, por un lado, tiene 82 años y sufre de cáncer en la boca, está en la etapa final de su vida; mientras que Lewis se encuentra en la cumbre de su carrera, con esta referencia, la obra recoge los elementos más importantes del debate entre ateos y creyentes, que tiene ya tantos años como la humanidad, y lo transmite al público con claridad y sin frivolizarlo.

Al final, ambos actores, luego de darse un fuerte abrazo, fueron despedidos arropados entre aplausos al ofrecer un montaje que vale la pena.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/296703/0/con-develacion-de-placa-concluye-temporada-la-ultima-sesion-de-freud/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR