Rosso Fiorentino, el pelirrojo arrogante y pasional que inició el manierismo

Rosso Fiorentino, el pelirrojo arrogante y pasional que inició el manierismo

´Holy Family with the Young Saint John the Baptist´
´Sagrada Familia con joven San Juan Bautista´ (1520), el cento de la exposición (Rosso Fiorentino - © The Walters Art Museum, Baltimore)
Ampliar
  • Una exposición repasa el desarrollo del  movimiento artístico manierista a través del cuadro 'Sagrada Familia con San Juan Bautista'.
  • De colores excesivos, figuras en posturas poco naturales y proporciones poco fieles a la realidad, el manierismo  anunciaba los excesos del barroco.
  • La muestra (con ejemplos de maestros como Miguel Ángel) incluye obras de Andrea del Sarto, Pontormo y Giorgio Vasari entre otros.

Giovanni Battista di Jacopo (1494-1540), conocido como Rosso Fiorentino (Rojo florentino) por su cabellera pelirroja, fue uno de los primeros autores del manierismo, una corriente que retaba la armonía renacentista con figuras en posturas antinaturales y de proporciones desiguales, colores poco realistas a los que sucumbieron incluso Rafael y Miguel Ángel... Era la antesala del barroco, un aviso de que se acababa la mesura.

Arrogante y de difícil trato hasta con sus patrones, tenía un mono por mascota y su carácter pasional abre la duda sobre si el envenenamiento que le causó la muerte fue un suicidio. El pintor, dibujante, diseñador y maestro del estuco Rosso Fiorentino se distinguió en el panorama artístico de la época por su precoz manierismo: en 1520, cuando el el movimiento surgía, él ya lo ejercía a pleno rendimiento.

La biblioteca-museo Morgan de Nueva York redescubre al autor en la exposición Fantasy and Invention: Rosso Fiorentino and Sixteenth-Century Florentine Drawing (Fantasía e invención: Rosso Fiorentino y los dibujos florentinos del siglo XVI), con una selección de dibujos, tomos ilustrados, cartas y manuscritos del artista y otros maestros de Florencia.

La Sagrada Familia más claustrofóbica

En el centro de la muestra, en cartel hasta el 3 de febrero, está la extraordinaria Sagrada familia con San Juan Bautista que pintó en 1520, un motivo que solían encargar los mercaderes, banqueros y nobles (San Juan Bautista era el patrón de la ciudad) para colgar en sus mansiones y palacios. El autor hace un tratamiento heterodoxo de la escena y pinta a la Virgen, a San José, a Jesús y al patrón de Florencia en un espacio claustrofóbico y sin apenas interación entre ellos, cada uno mirando en una dirección, madre e hijo con unos ojos inusualmente grandes.

Madre e hijo exhiben unos ojos inusualmente grandes La pintura sirve de punto de partida para ilustrar la ambigüedad espacial, la inventiva y la extraña belleza que los manieristas aplicaban en sus creaciones. Veinte dibujos, cinco documentos autografiados y cartas de primeras figuras como Miguel Ángel y un dibujo rara vez expuesto de Rosso —que soprende por la complejidad del vestido y el peinado de la mujer que retrata— son algunas de las piezas destacadas con las que el museo ilustra la inventiva de la corriente artística.

Con obras del pionero Fray Bartolommeo (1472-1517), Andrea del Sarto (1486-1531) y artistas que trabajaron en el estudio de del Sarto como Pontormo (1494-1517), Francesco Salviati (1510-1563) y Giorgio Vasari (1511-1574) la muestra repasa los antecedentes, el desarrollo y la culminación formal del manierismo.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/296/0/rosso-fiorentino/manierismo-familia-sagrada/renacimiento-pintura/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR