Gastromotiva, el proyecto social que impulsa el amor por la cocina

Gastromotiva, el proyecto social que impulsa el amor por la cocina

La comida une a las personas, no solo en torno a una mesa, sino alrededor de proyectos sociales que generan empleo y conocimiento para quienes tienen amor por la cocina pero carecen de oportunidades...

La comida une a las personas, no solo en torno a una mesa, sino alrededor de proyectos sociales que generan empleo y conocimiento para quienes tienen amor por la cocina pero carecen de oportunidades de acceso a las grandes cocinas del país, Gastromotiva, además de preparar a personas en situación de vulnerabilidad en las artes culinarias, las vincula para que encuentren un empleo.

La directora de la iniciativa en México, Claudia Ramírez, explicó que Gastromotiva es un proyecto social implementado en Brasil por el chef David Hertz desde hace once años y está dirigido a personas que no pueden pagar sus estudios en escuelas de gastronomía pero que tienen una pasión genuina por aprender los secretos de este arte.

La iniciativa que provee de un curso de capacitación profesional en cocina a personas en situaciòn de vulnerabilidad social llegó a México en mayo de 2016, al término de dicha capacitaciòn vinculan a los estudiantes con restaurantes que pertenecen a la red Gastromotiva para que puedan tener trabajos dignos y bien remunerados.

En ese sentido, la directiva abundó que la Red Gastromotiva es el corazón del proyecto y se tienen alianzas con restaurantes, empresas socialmente responsables y el Instituto Gastronómico Corbuse de la red de universidades Aliat, ubicado en Coacalco de Berriozabal, en el Estado de México, quienes facilitan las instalaciones para impartir el curso que normalmente admite hasta a 50 estudiantes.

“La industria restaurantera tiene sed de cambio y ésta se convierte en pilares de transformación social, los restaurantes nos ayudan facilitado becas y fondeando el proyecto (..), la red Gastromotiva se compone de restaurantes de la Ciudad de México, como Grupo Alsea y Grupo Son, así como chefs como Jorge Vallejo, Enrique Olvera, Josefina Santa Cruz, Elena Reygadas y Eduardo García, entre otros”.

La intención, dijo, es expandir este proyecto y continuar tocando puertas no solo en el sector restaurantero, sino en el hospitalario y otros relacionados con el sector para lograr una industria sólida y comprometida con México; además, el año que viene prevén la apertura de un espacio en la Ciudad de México.

El curso de capacitación profesional en cocina Gastromotiva tiene dos ejes: el primero es tendiente a conocer las bases culinarias para desarrollar la práctica gastronómica, y el segundo tiene que ver con el fomento al desarrollo humano de los alumnos, así como el logro de habilidades para la vida.

Además, se busca que los alumnos gestionen proyectos en comunidades marginadas y de esta manera inspiren a otras personas a ser la pauta para que puedan aprender sobre huertos urbanos, alimentación saludable y espacios de paz, lo que se busca, dijo, es que “ellos sean un motor de cambio y puedan generar acciones que impacten y puedan levantar a las comunidades en las que viven”.

Ramírez añadió que la inversión por cada estudiante oscila en los 18 mil pesos para la cobertura de clases, insumos, uniformes y las clases de cocina; los aspirantes deben tener entre 18 y 45 años de edad, ser personas funcionales y que además hayan estudiado al menos la secundaria, aunque en algunos casos excepcionales han recibido a quienes tienen solo la primaria.

“Es elemental que las personas quieran cambiar su realidad, no queremos caer en un programa de asistencialismo, es apoyar a quienes quieren ser apoyados y que tienen una pasión por la cocina”.

Añadió que los alimentos y todos sus procesos son una herramienta de transformación social, además de que son la base de la sociedad humana, genera empleos y une a las personas; a su vez, subrayó que entre otras de las enseñanzas del curso se instruye a los estudiantes al aprovechamiento integral del alimento.

En tanto, la coordinadora de cursos de Gastromotiva, Silvia Camacho, explicó a Notimex que la iniciativa brasileña llegó a México hace poco más de un año y se han graduado ya cuatro generaciones que suman un total de poco más de 150 alumnos, la mayoría de ellos ya tienen trabajos en importantes restaurantes de la Ciudad de México.

En los tres meses y medio que dura el curso, los alumnos aprenden elementos básicos de cocina, panadería, confitería, repostería y cocina mexicana, así como desarrollo personal para conocer la manera en la que los estudiantes impactan en la sociedad.

Además, se imparte gastronomía social, en donde se tocan temas referentes a la nutrición, soberanía alimentaria y huertos urbanos; ello, sumado a materias como Servicio y Desarrollo Profesional, en donde aprenden procesos de atención a los comensales, así como para hacer un curriculum, entre otras herramientas.

Al egresar del curso, los chicos ya cuentan con las bases para entrar como ayudantes de cocina con posibilidades de crecimiento y desarrollo en los restaurantes de la red con la que trabaja Gastromotiva como Pujol, Quintonil, Lago y Grupo Alsea.

Durante los preparativos para la comida de graduación de 35 estudiantes que recién concluyeron el curso, la chef instructor de varios módulos culinarios para esta iniciativa, Mayte Rueda, explicó que el menú con el que celebra su graduación cada generación se piensa en función de la época del año.

Así, entre los aromas que emanan de las enormes cacerolas, los 35 jóvenes que concluirán este curso, cocinan con emoción antojitos mexicanos como quesadillas, pambazos, esquites, aguas de sabores, atole de maíz tierno, chiles en nogada, arroz, salsas diferentes para acompañar y dulces típicos mexicanos.

El proceso de cocinar la comida para su graduación comienza dos días antes de la misma, debido a que todo el menú es cocinado por los alumnos para así demostrar las habilidades que aprendieron.

La instructora explicó que en el curso se imparten bases culinarias, cocina mexicana , repostería, panadería, se tratan de abarcar técnicas básicas; ello, acompañado de una materia que se llama Ciudadanía, en la que se tratan temas de desarrollo interpersonal y humano.

Ello, además de gastronomía social, que implica un mejoramiento e impacto en el medio ambiente, en otras personas y en la sociedad, en ese sentido, explicó Rueda, es como darles un primer impulso para continuar con su desarrollo, aunado a que genera una mayor experiencia para el primer ingreso de los chicos a las cocinas.

Gerardo, de 20 años de edad cometa que en Gastromotiva encontró su vocación, además de conocer las bases de este sector; el proyecto, refirió, es una oportunidad debido a que las escuelas de gastronomía tienen costos altos, aunado a que él y muchos de sus compañeros ya tienen ofertas laborales.

Janette, de 32 años es estudiante de esta generación, ya labora en uno de sus restaurantes preferidos y refirió que siempre había buscado la oportunidad de estudiar gastronomía; sin embargo, le era imposible acceder a una escuela debido a los altos costos de las colegiaturas.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/286533/0/gastromotiva-el-proyecto-social-que-impulsa-el-amor-por-la-cocina/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR