Casas de campaña de China dan “alivio” a damnificados de Jojutla

Casas de campaña de China dan “alivio” a damnificados de Jojutla

Aunque todavía desconocen cuánto tiempo más permanecerán en el albergue de la Unidad Deportiva “Niños Héroes” de Jojutla, Morelos, las “megacasas” de campaña donadas por China son un alivio para...

Aunque todavía desconocen cuánto tiempo más permanecerán en el albergue de la Unidad Deportiva “Niños Héroes” de Jojutla, Morelos, las “megacasas” de campaña donadas por China son un alivio para reducir los estragos del frío y lluvia para los damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

En una de sus cinco paredes y techo de lona azul tienen impresa una leyenda en chino. Son lo suficientemente grandes para tener dos camas o tres catres de yute, en los que pueden dormir entre cuatro y siete personas, y guardar algunas pertenencias.

Isabel Mosqueda Villegas y su familia -esposo y dos hijos menores de edad- son parte de los beneficiados y, desde el domingo 2 de octubre, ocupan la casa marcada como N-H-64. Antes, dijo, dormían en “otras casitas de campaña que estaban en el mismo lugar, pero en las canchas de basquetbol y bajo unas carpas.

Contó que la tarde del 19 de septiembre, cuando se registró el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, llegaron a esta unidad deportiva porque su vivienda, localizada sobre la calle Ricardo Sánchez, se cayó por completo.

“Estás más grandes (las casas) y nos dieron unos catres para dormir. Ahora estamos más a gusto porque allá (casas de campaña anteriores) sí nos mojábamos con las lluvias”, manifestó la señora de 29 años de edad.

La del número N-H-60 es habitada por Diana Laura Sánchez, su esposo y dos hijos pequeños. Desde la puerta de nylon, la joven madre señaló que las casas son más cómodas por el amplio espacio, lo cual permite unir dos catres y hacer una cama matrimonial para dormir todos juntos.

Recordó que al principio se metía el agua de la lluvia por abajo, pero policías federales les llevaron gravilla para colocarla alrededor como una barrera de protección y “ahora nos sentimos más tranquilos”.

Diana tiene apenas 23 años de edad y, junto con su familia, vivían en la colonia Gildardo Magaña. Aunque el inmueble quedó inhabilitado porque una de sus bardas y el techo de láminas de asbesto colapsaron, apuntó que en realidad no se perdió nada porque todo fue material, pero el temblor “fue algo que nos mandó Dios para reflexionar”.

Por su parte, el señor Raúl Estudillo Vergara vivió en la colonia Cuauhtémoc por más de 40 años y hoy en día comparte esta unidad deportiva con 10 integrantes de su familia. “Estamos repartidos, como ahí vivían mi hija e hijo, en varias (cuatro) casitas de campaña”, acotó.

Dijo que su mayor preocupación es desconocer qué pasará con su casa, pues sigue sin saber nada por parte de las autoridades, porque afirmó que le dan prioridad a quienes estaban situados en el centro de Jojutla.

Su hijo Giovani Estudillo, de 28 años de edad, subrayó que están contentos por tener las casas donadas por el gobierno de China y la solidaridad de la población en general para hacerles llegar la ayuda, no obstante, “hace falta más y pido seguir apoyándonos”.

Atención para todos

De las 76 casas de campaña colocadas alrededor de la cancha de futbol, sólo una falta por ocuparse, informó la coordinadora del albergue, María Esther Millán Magaña, quien precisó que al entregarlas se dio prioridad a adultos mayores, personas con alguna enfermedad crónica o discapacidad y familias con bebés para estar cerca de los servicios de salud, el comedor y los sanitarios.

Explicó que en el albergue se encuentran casi 300 personas, entre niños, adolescentes, hombres, mujeres y ancianos, quienes comparten regaderas con agua caliente y sanitarios, tanto móviles como propios del campo deportivo.

Millán Magaña detalló que en el área de salud hay médicos repartidos en tres turnos, la cocina es atendida por varios voluntarios y dan desayuno, comida y cena, tanto para damnificados como brigadistas, y se tienen almacenes de secos (pañales y productos de higiene personal), cobijas y víveres.

También se cuenta con un área de educación, cultura y recreación, donde los menores acuden para ver películas, jugar, leer y hacer diversas manualidades porque “la idea es que ellos aprendan a vivir en comunidad”, expuso.

Pero hace falta más ayuda., por lo que Millán Magaña exhortó a quienes tienen “espíritu altruista” a no dejar de apoyar porque “esto no va ser de un día, de dos ni de uno o dos meses, no sabemos cuándo se va a resolver esta situación”.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/281310/0/casas-de-campana-de-china-dan-alivio-a-damnificados-de-jojutla/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR