Autodidacta, el sello del escultor argentino José Fioravanti

Autodidacta, el sello del escultor argentino José Fioravanti

A 40 años de su fallecimiento, ocurrido el 10 de octubre de 1977, es recordado el escultor argentino José Fioravanti, considerado uno de los pioneros de la escultura en su país, y cuya obra prevalece...

A 40 años de su fallecimiento, ocurrido el 10 de octubre de 1977, es recordado el escultor argentino José Fioravanti, considerado uno de los pioneros de la escultura en su país, y cuya obra prevalece en recintos de diversas partes del mundo.

José Fioravanti nació el 4 de agosto de 1896, en Buenos Aires, Argentina. A los 12 años abandonó la escuela primaria, cuando ya dibujaba de una manera admirable para un niño de esa edad, destaca la Academia Nacional de Bellas Arte de Argentina.

Orientado por un pintor de aquel tiempo, perfeccionó sus estudios y desde temprana edad realizó trabajos de modelado, para en 1913 inscribirse en los cursos de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes de Argentina.

Reconocido por su talento desde aquellos años, recibió múltiples distinciones, entre las que destacan, en 1919, el Primer Premio en el Salón Nacional por su obra “Mi hermana María”.

En 1924, viajó por primera vez a Europa, donde expuso en el Museo de Arte Moderno de Madrid, el cual le adquirió un mármol; viaje en el que los sitios históricos y las obras de la antigüedad le sirvieron como referencias, señala el portal electrónico del Museo de Bellas Artes del Gobierno de Argentina.

Dos años más tarde, se presentó en París, donde el Museo de Luxemburgo le adquirió un bronce; a lo que le siguió una itinerancia por Italia, Grecia, Inglaterra, Bélgica y Portugal, hasta 1927, cuando regresó a su país natal, donde realizó dos exposiciones individuales en Buenos Aires.

En 1929 viajó por segunda vez a Europa, residiendo en París hasta 1935, años en los que realizó los monumentos a los ex presidentes argentinos Nicolás Avellaneda y Roque Sáenz Peña, así como expuso tallas en piedra de grandes dimensiones en Jeu de Paume de las Tullerías.

De acuerdo con el portal electrónico “biografiasyvidas”, a su regreso a Argentina fue designado profesor en la Escuela Superior de Bellas Artes “Ernesto de la Cárcova”, así como retomó la amistad con sus antiguos compañeros, entre ellos Alfredo Bigatti (1898-1964), con el que realizó importantes y significativas esculturas como el “Monumento a la bandera”.

De esa época también fueron las obras “Vieja vasca” y el grupo escultórico de mármol “El tributo”, además de “Resurrexit” y “Ariel caído”, las cuales se basan en su visión romántica y profunda de la vida del escultor.

En 1936 fue nombrado Académico de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes, al momento de su creación; en ese mismo año recibió el Gran Premio del Salón Nacional por “Mujer con libro”, talla en piedra de tamaño natural, la cual remite a la alegoría de la Historia, realizada para el monumento conmemorativo a Avellaneda en 1931, en el Parque Tres de Febrero, en Buenos Aires.

Tal escultura fue identificada como la esposa del artista, la pintora Ludmilla Feodorovna (1896-1973) de origen ruso, a quien conoció en la capital francesa, con quien se casó y llegó a Buenos Aires en 1928; y quien sirvió de inspiración en otras de sus obras como lo fueron Ludmilla (bronce, 1929), Ludmilla (piedra, 1933), Ludmilla y Mascha (1934, bronce), augura el portal electrónico de Bellas Artes de Argentina.

Años más tarde, en 1958, recibió la Medalla de Oro que anualmente concede el Consejo Internacional de Buenos Aires a la labor de un artista plástico, así como una serie de reconocimientos a lo largo de su carrera.

Para el portal electrónico “patrimonio.com.ar”, entre sus trabajos más relevantes figuran el “Monumento al Lobo Marino”, en la rambla de la ciudad de Mar del Plata, y esculturas en bronce y mármol travertino, del que forman parte del “Monumento Nacional a la Bandera”, a orillas de río Paraná, en Rosario.

Además de una serie de monumentos de personajes importantes, como es el caso del Libertador Simón Bolívar, Franklin D. Roosevelt, Beethoven, el actor Florencio Parravicini y al poeta Rubén Darío, todos estos ubicados en la ciudad de Buenos Aires.

Autodidacta desde temprana edad, José Fioravanti falleció el 10 de octubre de 1977 en su natal Buenos Aires, Argentina, legando una serie de obras que se encuentran en dicho país, así como se encuentran albergadas en un gran número de museos de España, Francia, Luxemburgo, Italia y Estados Unidos.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/280815/0/autodidacta-el-sello-del-escultor-argentino-jose-fioravanti/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR