"Lo que queda de nosotros", una reflexión escénica sobre duelo y amistad

"Lo que queda de nosotros", una reflexión escénica sobre duelo y amistad

La muerte, la amistad y el cuidado a los animales son temas que aborda el montaje “Lo que queda de nosotros” que bajo la dirección y dramaturgia de Alejandro Ricaño, arrancó temporada en el Teatro...

La muerte, la amistad y el cuidado a los animales son temas que aborda el montaje “Lo que queda de nosotros” que bajo la dirección y dramaturgia de Alejandro Ricaño, arrancó temporada en el Teatro Helénico de esta ciudad.

Dirigida a niños a partir de los 10 años de edad, la obra muestra cómo se forman los vínculos afectivos y la importancia de fortalecerlos y cuidarlos.

En ella, se narran las aventuras de Nata, una chica que luego de perder a sus padres, conoce a Toto, un perro criollo que le entrega su amor incondicional desde el primer día.

Sin embargo, Nata no quiere mostrarle su afecto y lo abandona en la carretera y es en este punto que el perro nos cuenta lo que vive en su lucha por encontrarla y la búsqueda que ella realiza para recuperarlo, una vez que acepta su cariño por el animal.

Protagonizada por Sara Pinet, como Nata, y Raúl Villegas, quien da vida a Toto, la puesta escénica aborda el deber del humano frente a un ser vulnerable, así como la responsabilidad que conlleva tener una mascota, pero también la muerte, el abandono y la pérdida, temas que los adultos consideran fuertes y difíciles de tratar con las nuevas generaciones.

Además de cuestionarnos sobre la pérdida experimentada por Nata, Ricaño y la propia Pinet logran adentrar al público en la mentalidad del perro Toto.

Un par de focos y unos cuantos platitos de perro que cuelgan en el techo, mientras que una gran banca de madera sirve como sillón, mesa, cama, piso, coche y hasta de contexto de la perrera a la que caerá Toto, son toda la escenografía que se presenta.

Toto es un perro con memoria, un peludo de cuatro patas, bueno en esta ocasión, solo de dos, que no tiene en sí la capacidad de guardar rencor, ni siquiera cuando Nata, herida, incapacitada por la muerte de sus padres decide abandonarlo.

Nata es una joven solitaria que desde niña aprendió a no anhelar los afectos; se exhibe como un personaje que está consciente de que, llegado el día, estos desaparecen, como las personas.

Ganadora del Premio Bellas Artes de Obra de Teatro para Niños 2014, “Lo que queda de nosotros” cuenta con la música en vivo de David Ortíz y Ricardo Estrada, quienes por momentos nos recuerdan las armoniosas notas de músicos como Sigur Rós, Bon Iver o Glen Hansard y Markéta Irglová.

Otros temas como el amor incondicional, la tristeza, la frustración se suman al emocionante trabajo de Ricaño, al conmovedor trabajo de Villegas y la impecable actuación de Pinet.

“Lo que queda de nosotros” estará en cartelera hasta el próximo 11 de diciembre en el citado teatro del Centro Cultural Helénico, ubicado en la zona de San Ángel.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/277959/0/lo-que-queda-de-nosotros-una-reflexion-escenica-sobre-duelo-y-amistad/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR