Rompimientos internos en partido alemán AfD de extrema derecha

Rompimientos internos en partido alemán AfD de extrema derecha

La objetividad, el pragmatismo y los ajustes de cuentas regresaron hoy a los círculos políticos de Alemania, después de la jornada electoral del domingo que trajo consigo resultados inesperados y...

La objetividad, el pragmatismo y los ajustes de cuentas regresaron hoy a los círculos políticos de Alemania, después de la jornada electoral del domingo que trajo consigo resultados inesperados y altibabajos de emociones.

El partido cuyo triunfo fue el más sonado, Alternativa para Alemania (AfD), registró este martes el primer desgajamiento a causa de riñas internas. Su presidenta, Frauke Petry, presentó su renuncia.

La cúpula de AfD reaccionó en forma displicente y despectiva, ya que la salida de Petry era una cuestión de tiempo. La política de extrema derecha perdió el pulso con el sector más radical del partido en abril de este año, en el congreso del partido en Colonia.

Con ese pleito, el partido dió un nuevo paso en firme hacia la extrema derecha, con tintes cada vez más racistas y con un lenguaje cada vez más agresivo.

La salida de Petry del partido no fue la única en los dos días que han transcurrido desde las elecciones generales. Los miembros de la fracción legislativa de ese partido en el estado de Baden Württenberg se pelearon la víspera.

En el parlamento del estado de Mecklenburg Vorpommern, cuatro de 18 legisladores de AfD decidieron también el lunes dar la espalda a su fracción y renunciaron a ella.

De acuerdo a una corriente de opinión en los medios políticos y periodísticos alemanes, se trata de salidas causadas por la creciente radicalización del partido porque hay miembros que siendo de extrema derecha, no están de acuerdo en ir tan lejos.

La propia Petry, quien fue hasta hoy presidenta del partido, escenificó el lunes su salida de forma que causó el mayor escándalo posible: estando en una conferencia de prensa con los otros dos líderes, declaró que renunciaba a formar parte de la fracción legislativa de AfD en el Bundestag, el Parlamento federal.

Dichas esas palabras se paró, tomó su bolsa y salió de la sala. Alexander Gauland y Alice Weidel, quienes junto con ella estaban en la sala del Centro de Prensa alemán, el Pressehaus en Berlín, permanecieron sentados tratando de digerir esa bomba.

La razón de ese desplante fue la confrontación que hubo en abril pasado durante el congreso de AfD en Colonia, en la que fue practicamente ¨congelada¨ políticamente por los elementos que asumen una mayor radicalización en su partidos, entre ellos Gauland y Weidel.

Petry, sin embargo, no renunciará a su mandato directo como diputada federal por el estado de Sajonia Anhalt, pero carecerá de partido. En el Bundestag le espera el aislamiento. Será sentada en la última fila de la sala plenaria, no tendrá oficina ni número de teléfono propio, y los legisladores de otras formaciones la evitarán.

Para formar una fracción parlamentaria propia se necesitan 35 legisladores y hasta el momento no parece que vaya a conseguir esa cantidad. Pero una nueva sorpresa no se descarta porque no se sabe si Petry tiene un ¨plan B¨.

Ella, a su vez, le dió golpe de estado a quien era el fundador y presidente del partido, Bernd Lucke, quien fue destituído en 2015.

AfD es el primer partido de extrema derecha que entra en el parlamento alemán con fracción legislativa desde 1949. Su entrada fulminante con fracción de 90 legisladores en el Bundestag después de las elecciones del domingo es un hito en la Historia moderna de Alemania. Algunas de sus declaraciones y posiciones rayan en el neonazismo. 

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/274806/0/rompimientos-internos-en-partido-aleman-afd-de-extrema-derecha/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR