Iglesias y templos en el Centro Histórico, entre el rezo y el bullicio

Iglesias y templos en el Centro Histórico, entre el rezo y el bullicio

Desde pequeños templos e iglesias de singular belleza y misticismo hasta la solemne Catedral Metropolitana, el Centro Histórico de la Ciudad de México aloja más de 40 recintos de diversa arquitectura...

Desde pequeños templos e iglesias de singular belleza y misticismo hasta la solemne Catedral Metropolitana, el Centro Histórico de la Ciudad de México aloja más de 40 recintos de diversa arquitectura, de variadas órdenes religiosas y construidas en varias épocas.

Caminar por las calles del Centro Histórico no tiene que ser una penitencia pues admirar estas hermosas edificaciones puede llevarnos a verdaderamente elevar la mirada al cielo o adentrarnos entre edificios para experimentar un poco de quietud en medio del trasiego.

Fieles a sus preceptos, estas construcciones sacras abren sus puertas a fieles, visitantes nacionales o extranjeros, pobres o ricos que buscan orar o simplemente descansar.

A un costado de la Torre Latinoamericana, en Madero 7, se encuentra la iglesia y antiguo Convento de San Francisco, de estilo churrigueresco y sede de la orden franciscana que data de 1525 que alguna vez albergó a un hospital, un cementerio y una escuela de artes y oficios.

A sólo unos pasos está el Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, construido con estilo neorrománico y nebizantino en terrenos que ocupó la capilla de Nuestra Señora de Aranzazú del Templo de San Francisco, demolida por su deterioro; fue construida entre 1886 y 1897, con el apoyo de Carmen Romero Rubio, esposa de Porfirio Díaz.

En esa calle de Madero, esquina con Isabel la Católica, está el templo de la Profesa o San José del Real, una imponente iglesia barroca construida por los jesuitas en 1610, pero reconstruido en varias ocasiones.

En la esquina de las calles Belisario Domínguez y República de Brasil, en la Plaza 23 de Mayo, se abren las puertas de la iglesia de Santo Domingo, construido al estilo barroco en el siglo XVIII por la orden de los dominicos; se sabe que ahí se guarda la tumba de Pedro de Moctezuma, uno de los hijos del emperador Moctezuma II.

La iglesia de San Bernardo, localizada en la esquina de Avenida 20 de Noviembre y Venustiano Carranza, es parte de un convento construido en 1636 por la orden cisterciense, posee una fachada cubierta de tezontle rojo y roca volcánica y decorada al estilo barroco, y un altar interior de estilo neoclásico.

En República de El Salvador 119 está la iglesia Jesús Nazareno e Inmaculada Concepción, fue el segundo templo que hubo en México, fue fundado por Hernán Cortés en 1524 y cuyos restos mortales se encuentran en una urna de esta iglesia; actualmente tiene un edificio anexo al Hospital de Jesús, con salida a 20 de Noviembre.

Este templo católico, construido en los siglos XVII y XVIII, con modificaciones en el siglo XIX y declarado monumento histórico en 1932, alberga el mural “Apocalipsis” de José Clemente Orozco y la portada de la primera Catedral de México, que data de finales del siglo XVI.

Poco más a la orilla del Centro Histórico, en Avenida Hidalgo, frente a la Alameda Central, se ubica laiglesia de la Santa Veracruz, realizado por la Archicofradía de la Cruz, una hermandad religiosa fundada por Hernán Cortés y una de las instituciones religiosas más antiguas de la ciudad. Este templo fue edificado en 1568 pero con varias reconstrucciones y actualmente posee un estilo churrigueresco.

La Capilla de las Ánimas, localizada en República de Guatemala, es un pequeño templo estilo barroco construido en el siglo XVIII, forma parte del complejo que integra la Catedral Metropolitana y alberga al Señor de los Milagros, uno de los símbolos religiosos más importantes de la comunidad peruana en México.

Caso aparte es la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, la máxima obra de la arquitectura colonial en el continente americano y uno de los templos más emblemáticos de la cristiandad en el mundo.

Este recinto sacro fue construido durante tres siglos, por lo que posee elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos; la primera piedra fue colocada por Hernán Cortés en 1524 sobre el cruce de las calzadas que desde los cuatro puntos cardinales conducían al Templo Mayor.

La Catedral tiene una planta en forma de cruz latina con tres puertas principales hacia el Zócalo capitalino y a la fecha es sede de la Arquidiócesis de México. 

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/271039/0/iglesias-y-templos-en-el-centro-historico-entre-el-rezo-y-el-bullicio/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR