María del Sol y su pasión por la vida y las cirugías

“Ver a mis pacientes vivos es mi mejor reconocimiento”, asegura María del Sol García Ortegón, primera mujer cirujana cardiovascular en realizar un trasplante de corazón en México y estar certificada...

“Ver a mis pacientes vivos es mi mejor reconocimiento”, asegura María del Sol García Ortegón, primera mujer cirujana cardiovascular en realizar un trasplante de corazón en México y estar certificada en América Latina para practicar operación robótica de este órgano vital del cuerpo humano.

Con una sonrisa franca, que resalta su sencillez, expresa estar muy contenta y sorprendida por el reconocimiento que ha recibido, lo que le ha permitido aceptar que su lado humano es la mejor parte de ella.

“Me encanta cocinar, me encanta tatuarme, amo viajar, "pueblear", conocer mi país, me encanta el mezcal, pero lo que más me gusta es cocinar”, relata la cirujana originaria de la Ciudad de México, que vivió en Puebla dos años, y parte de su infancia y adolescencia en Morelos.

Hija de un economista y una maestra, María del Sol destaca que su familia es lo más importante: “Soy una orgullosa hija de dos luchadores sociales que me enseñaron valores de solidaridad y desde mi trinchera trato de apoyar a los más desfavorecidos y de otorgar todo mi conocimiento en pos de mis pacientes”.

Recuerda una anécdota que "me hizo crecer como médico y como persona", cuando en la comunidad de Lázaro Cárdenas, en Morelos, donde realizaba su servicio social, se enfrentó al fallecimiento de 35 personas, quienes habían ingerido mezcal adulterado.

Ese hecho marcó en su vida profesional que apenas iniciaba, pues recuerda que tuvo que acudir a las casas de los habitantes a destruir las botellas para evitar más muertes.

Otro acontecimiento que viene a su memoria y le roba una carcajada es cuando se sintió en la necesidad de pagar a sus compañeros de internado para que la dejaran realizar sus guardias en los quirófanos, y fue entonces cuando creció en ella su pasión por la cirugía, tanto que la llevaba a buscar de manera poco ortodoxa ese contacto con el lugar.

García Ortegón considera que en cuestión de género, en su especialidad no hay un reto a vencer por el hecho de ser mujer, basta con querer hacerlo, ya sea en la medicina o en cualquier otra profesión u oficio.

Un aspecto que le llama la atención es el problema que existe en las instituciones de salud del país, debido a la discrepancia que hay entre la operatividad y la administración, lo que, en su opinión, ha provocado "que los que administran los recursos hospitalarios desconozcan las necesidades del sector".

Esa situación la motivó a hacer una Maestría en Administración de Hospitales y Salud Pública, ya que los médicos tienen el conocimiento más cercano de las carencias que tiene un hospital, lo que los hace los más indicados para optimizar la distribución de recursos.

En ese sentido, la primera mujer cirujana cardiovascular en realizar un trasplante de corazón en México invita a los jóvenes, especialmente a los que estudian medicina, a prepararse ser tenaces y no frustrarse, pues si bien la profesión “es un camino muy complejo y demandante, también te da una gran cantidad de satisfacciones”.

García Ortegón se describe a sí misma como una mujer apasionada de la cirugía, que no se olvida de su gusto por la música, el amor, la gastronomía y su familia, dispuesta siempre a dejarse sorprender por lo que la vida le ofrece.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/255141/0/maria-del-sol-y-su-pasion-por-la-vida-y-las-cirugias/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR