Limpias energéticas, un atractivo turístico para vacacionistas en la Ciudad de México

Sanadores, yerberos y danzante de la Ciudad de México aprovechan el periodo vacacional de verano para ayudarse económicamente, pues los turistas nacionales y extranjeros son los más interesados en...

Sanadores, yerberos y danzante de la Ciudad de México aprovechan el periodo vacacional de verano para ayudarse económicamente, pues los turistas nacionales y extranjeros son los más interesados en experimentar la sensación de una limpia energética.

Mónica Jacobo Guzmán tiene 49 años de edad y se dedica a este oficio hace más de 15 años, acompañada de su madre y un grupo de danzantes llega todos los días a un costado de la Catedral Metropolitana a las 8:30 horas para preparar el espacio donde recibirá a los curiosos que solicitarán sus servicios, que por lo regular, en esta temporada, llegan a ser hasta 100.

“Cuando llega un periodo vacacional nos beneficia porque a los visitantes les interesa conocer la cultura o hacerse una limpia prehispánica, en temporada normal la demanda baja y acuden más a nosotros santeros, brujos o personas que también trabajan con energías”, relató en entrevista con Notimex.

Antes de empezar su jornada, Mónica limpia su espacio de trabajo, riega con esencia de yerbas el espacio donde extenderá su ofrenda o Tlalmanalli, hace un par de oraciones, incluyendo el Padre Nuestro y pide porque su día sea productivo. Previamente a alguna danza abre con el sonido del caracol los cuatro puntos cardinales.

“Nosotros no somos chamanes, ni curanderos, ni brujos, lo que hacemos es limpias prehispánicas que consisten en purificar la energía de las personas y atraigan pensamientos positivos, así como abundancia a sus vidas”, detalló.

Al llegar un cliente, Mónica le pide que extienda los brazos y las palmas de las manos y las dirija hacia el cielo para dejar ir las “malas vibras” y atraer las buenas, pasa un ramo de albahaca para “sacudirlo” y finalmente se le purifica y protege con el copal.

“La cooperación que nos dan con este tipo de limpias, con las danzas y, cuando se nos permite, la venta de artesanías, representa el principal sustento que tenemos muchos de los que estamos en este grupo, por eso tenemos que aprovechar lo más que se pueda estas fechas”.

Mónica explicó que de las ganancias generadas por los turistas tienen que considerar también los gastos de sus atuendos, especialmente de los “copillis”, comúnmente conocidos como penachos, pues cada pluma cuesta entre 80 y 250 pesos, según sea de gallo, faisán o cóndor.

“Es importante para nosotros mostrar toda la tradición azteca, ese es uno de nuestros principales objetivos, por eso nos empeñamos en mantener un atuendo adecuado, porque además cada elemento es clave para mantener la armonía, los huehuetl o tambores, el ayacaxtli y el ayoyote, también limpian las malas energías a través de su sonido”.

La sanadora consideró que si bien su actividad es muchas veces extenuante mantiene el mismo amor y pasión hacia su trabajo que cuando empezó, pues ha hecho una forma de vida difundir y recordar el pasado indígena.

“Estamos en un entorno bullicioso, por eso recordar las tradiciones prehispánicas para hacer sentir bien a la gente, quitarle su estrés o sensación de angustia, me da una gran satisfacción, y que lo conozca gente de otros estados o de otras partes del mundo lo es aún más”, concluyó.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/255134/0/limpias-energeticas-un-atractivo-turistico-para-vacacionistas-en-la-ciudad-de-mexico/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR