El hijo del narco colombiano Pablo Escobar recoge en un libro la biografía de su padre

Pablo Escobar y su hijo
Pablo Escobar y su hijo (Planeta)
Ampliar
  • El hijo del narco más poderoso de la historia publica libro sobre su progenitor: 'Pablo Escobar, mi padre'.
  • "Mi amor a mi padre es incondicional y no negociable".

"Fue el mejor padre, me dio todo el amor del mundo", y aún más: "La mejor persona de la familia y alguien que dio mucha generosidad. Hubo mucha gente que recibió muchas cosas buenas de él". Es el hijo de Pablo Escobar, Sebastián Marroquín (nombre que se puso al huir de Colombia) el que habla así a 20 Minutos de su padre, el primer narcoterrorista y el mayor narco de la historia y para muchos uno de los más sanguinarios.

Entonces..., ¿era una buena persona Pablo Escobar? El matiz importa, y su hijo, de 37 años (16 cuando murió el narco), que ha tardado más de 20 en hablar y escribir el libro que ahora publica: Pablo Escobar, mi padre (Península), lo pone: "Depende de a quién preguntes. Hubo gente que recibió mucha generosidad y otros que recibieron mucha maldad de él".

Hubo gente que recibió mucha generosidad y otros que recibieron mucha maldad de él¿Y si no fuera su hijo, podría mirar a Pablo Escobar desde ese lugar y mantener igual visión? "Si yo fuera un pobre de Colombia, estaría muy agradecido a Pablo Escobar porque me dio todo lo que el Estado no me dio, ocupó todos los vacíos. Como pobre, me dio la posibilidad de educarme, de tener salud, vivienda y deporte gratis. Si fuera un hombre de oligarquía te diría que me puso muchas bombas e hizo destruir el poder que tenía".

¿Qué movía a su padre a dedicarse al narcotráfico, al terrorismo y a la vez a 'ayudar' a los desfavorecidos?, ¿no había algo de querer poder, de necesidad de adoración, de vanidad? "Mi padre era tan humilde como ellos y nunca se olvidó de dónde venía. Siempre me dijo: hijo tienes que agradecer los privilegios que tienes. Cuando yo tenía tu edad no tenía juguetes y nunca estrené nada. Ni pasta de dientes.  Y tienes que aprender a ser feliz sin nada", responde el hijo. Inevitable 'saltar': Sí, pero usted lo tenía todo. "Bueno, éramos dueños de todo y dueños de nada".

Una respuesta complicada, como la vida del hijo del narcotraficante más importante de la historia, no hay duda, pero ¿eso cómo es, qué quiere decir con que lo tenían todo y no tenían nada? Si hasta gozaban de su propio zoo en casa...  "Es tener muchos autos y no poder usar ninguno, muchos aviones y no poderte subir en ninguno, muchas casas y no poder vivir en ninguna".

Ha tardado mucho en hablar, y cuesta creer que no haya interés en defenderlo. "Esperé 21 años para hablar y dejé que todos expresaran lo que querían sobre él, y , sí, hay quien piensa que es para defenderlo. Pero te digo una cosa: queda peor parado con esto que escribí de él. Y es la verdad lo que cuento, el testimonio principal es mi padre: estuvimos juntos escondidos el último año, y no me engañó. Me decía: mi profesión es ser bandido".

Más que bandido quizá... Un poco débil el calificativo para quien mató a más de cien inocentes en un avión en el que mandó poner una bomba, y éste es sólo un ejemplo. ¿No le dijo nunca, si tanta verdad le contaba, que era un asesino? "No, bandido". ¿Tampoco terrorista? El hijo sí lo considera así, pero marca una línea: "Sí, era un narcoterrorista, pero no porque quiso, sino porque su familia fue la primera víctima del narcoterrorismo en Colombia. Los medios de Colombia han querido comunicar lo contrario y hacerlo parecer un loco que un día se levantó y puso bombas por todos lados, olvidaron que la primera explotó contra sus dos hijos pequeños y su esposa. Cuando yo le pedí que no pusiera más bombas me decía los primeras víctimas fueron ustedes".

"Probamos las drogas juntos para que veas que no es tan complejo"

"Valiente es quien no prueba la droga", cuenta Sebatián que le dijo su padre. ¿Y la probó? "A los 28 años, 12 después de que él falleciera, probé la marihuana. Se ha minimizado el valor de la educación temprana. No imagino un niño más expuesto a las drogas que yo. Mi padre, cuando las legaliza para mi pequeña burbuja donde yo vivía, me dijo las probamos juntos para que veas que no es tan complejo. Esa charla me mantuvo inmune durante 28 años.".

Educación, no violencia, paz..: el discurso del hijo del narco no se mueve de las mismas coordenadas, pero ¿de verdad no hay ni un resquicio de rencor? "No, mi amor a mi padre es incondicional y no negociable". ¿Ni siquiera si piensa en que mató a más de cien inocentes en un avión, y usted es el hijo de quien lo hizo? "Llegó un momento en que no sabías quien era más bandido si el estado o mi padre. El ejército nacional fue a mi colegio, yo tenía 7 años, ¿para qué va un ejército a un colegio de menores si sabían que ahí no estaba mi padre? ¿Por qué me pudo esconder el director del colegio debajo de su mesa mientras los generales de la república preguntaban por mí como si yo fuera un delincuente? Hemos convivido con la idea de la muerte desde que éramos niños, mi padre nos lo dijo con total franqueza".

Queda peor parado mi padre con esto que escribí de élDefiende que quiere recordar a su padre en este libro pero para todo lo contrario de lo que que pueda parecer: "Se ha de conocer esta historia para que no se repita y no para hacer alarde o para llevarlo a ese nivel de las series en que parece que ser narcotraficante es lo mejor que te ha pasado en la vida. Yo tuve la oportunidad de ser Pablo 2.0 y no lo hice. Vi cómo él y sus amigos acababan destruyendo sus sueños". ¿Cuál era el sueño más fuerte de Escobar: poder, tener lo que supuestamente no había tenido él  a costa de lo que? "Exactamente. Mi padre es el resultado de su propia ambición. En segundo lugar es el resultado de un contexto social político de Colombia en el que estaban acostumbrados a que les quiten todas las cosas y las herramientas para salir adelante. Mi padre era un tipo que vivía en la miseria igual que muchos".

Él sabe que hay muchos que dicen que no era así, que no era tan pobre y aquí, sí, reacciona rápidamente: "Si quieres te llevo a los lugares, lo pueden decir quienes no lo conocen. Yo podría decir lo mismo de ti y eso no hace la verdad" Pero queda... "Por eso hablé de último". ¿No hablará más?

Cuenta que estuvo preso por él, y "de gratis", a los 8 años la primera vez. "Mi padre tomó venganza y asesinó a ese general: 150 tiros le pegaron. Decía a su abogado: dígame quién es más bandido si yo que elegí serlo o aquellos que tras la ley hacen estos atropellos contra mi familia". Cambia ligeramente el tono Sebastián y cambia el rol para preguntarme de manera directa: "¿Qué harías tú? Hoy que soy padre sí puedo decir cómo reaccionaría si a mi hijo y a mi esposa le ponen una bomba de 700 kilos en casa. Te hago esa pregunta a ti y a quienes nos quieran leer".

¿Y él, qué diría él si leyera este libro? "Lo habría firmado él. Le insistí para que lo escribiera y así dejaran de inventar sobre él".

"Veía su trabajo como un médico"

Resalta Sebastián la capacidad para liderar que desde niño tuvo, y reconoce que no quiere culpar de todo al Estado:  "Mi padre fue violento porque le dio la gana".

El jefe de sus sicarios, en libertad desde este verano, Popeye, ha dicho abiertamente que Escobar fue un criminal como ninguno, de los que "matan y vuelven a casa tan tranquilos".  La réplica del hijo otorga cierta razón a las palabras de la mano derecha del jefe del cártel de Meedllín: "Él lo veía como su trabajo, como un médico que tiene un paciente a punto de morírsele en el hospital y lo operó y llega a su casa y le da un beso a sus hijos y no habla del paciente" .

De acuerdo, no lloraba por sus 'pacientes', pero algo le haría llorar... "La familia. El último día que lo vi, lo vi llorar, porque sabía que nos estábamos despidiendo. Lloraba por nosotros, y nos advirtió de la traición de su hermano. Me dijo: cuídame a la niña que mi hermano es capaz de secuestrarla y eso me permite a mí decir que mi padre era la buena persona de la familia, la buena gente de la familia era él".

El fin de la conversación se desmarca sin embargo del discurso, pone la tilde en su no defensa: "Cuando lean este libro verán que ensucié su imagen que no la lavé".

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/24579/0/pablo-escobar-mi-padre/testimonio-hijo/narcoterrorismo/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR