Monumento a la Patria en Mérida ya luce nuevo rostro

Monumento a la Patria en Mérida ya luce nuevo rostro

El ayuntamiento de esta ciudad entregó hoy las obras de limpieza y conservación del Monumento a la Patria, que se suman al mejoramiento de la infraestructura turística de Mérida y la conservación del...

El ayuntamiento de esta ciudad entregó hoy las obras de limpieza y conservación del Monumento a la Patria, que se suman al mejoramiento de la infraestructura turística de Mérida y la conservación del Patrimonio Cultural y Urbanístico de la capital yucateca.

Ante representantes del INAH, de los patronatos Pro Historia Peninsular de Yucatán y para la Preservación del Centro Histórico de la Ciudad de Mérida, así como de la organización Cultura Yucatán, el alcalde Mauricio Vila Dosal subrayó la participación de éstos organismos para realizar una intervención a fondo “que hoy permite presumir al mundo un ícono de nuestra historia e identidad”.

Recordó que en octubre pasado se anunciaron los trabajos en esta obra del escultor colombiano Rómulo Rozo, con una inversión de 1.9 millones de pesos, misma que en el marco de Mérida, Capital Americana de la Cultura 2017, fue elegida por los ciudadanos como uno de los Siete Tesoros del Patrimonio Cultural de Mérida.

Por su parte, la presidenta del Patronato Pro Historia Peninsular de Yucatán A.C., Margarita Díaz Rubio, señaló que ahora hay más conciencia de preservación en todos los ámbitos y “debe permanecer en todos nosotros para nuestro beneficio y de generaciones futuras”.

Recordó que cuando era interna del Colegio Teresiano, ubicado frente a la escultura, fue testigo presencial del trabajo de Rozo, quien siempre utilizaba sandalias blancas y sombrero.

Mientras, el alcalde añadió que la intervención del Monumento a la Patria se une a las labores de preservación del Centro Histórico, puestas en marcha el año pasado como la firma de un convenio con el gobierno estatal para concluir las aceras con una inversión de ocho millones y la rehabilitación de 89 fachadas de la zona más turística de esa zona.

Recalcó que estos trabajos se reflejan en el aumento de turismo en Mérida, reportándose en 2016 un aumento de 17 por ciento con respecto a 2015, y para este momento de 2017 ya se alcanzó una cifra similar.

Los trabajos de conservación, bajo la supervisión permanente del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fueron dirigidos por el antropólogo Mauricio Jiménez Ramírez e incluyeron la eliminación de los materiales ajenos a la fábrica original porque provocaron reacciones que con el paso del tiempo afectaron la estructura de los sillares.

El especialista indicó que recuperaron el delineado original de Rómulo Rozo y aplicaron una nueva pintura a base de cera. También se aplicaron pruebas de agua a presión para la resistencia y se retiraron manchas de grasa, aceite y chicle.

“Esperamos que los visitantes tengan más conciencia y no derramen o tiren sustancias que puedan dañar la estructura”, agregó.

Se analizó el material pétreo para seleccionar los mejores métodos para eliminar la suciedad, microorganismos, pinturas y preservar a largo plazo el material. Los procesos realizados permitirán que se conserve por mucho más tiempo y se dejará un manual final de conservación con recomendaciones de uso, con el fin de que se mantenga en buen estado.

Los anteriores trabajos de conservación y limpieza se realizaron en 1972 y 1995. La intervención actual requirió una investigación historiográfica, una revisión diagnóstica para poder determinar los deterioros existentes y el establecimiento de un plan de acción.

El proyecto determinó que sí era posible rescatar el espejo de agua (que representa el Lago de Texcoco) porque la bomba original se encuentra en condiciones de operar. Sin embargo, el pozo estaba contaminado, por lo que se tuvieron que tomar decisiones que garantizaran su funcionamiento sin afectar la estructura.

El Monumento a la Patria se construyó entre 1945 a 1957 bajo indicaciones del gobernador Ernesto Novelo Torres, colaborando varios estados y los reconocidos arquitectos Manuel y Max Amábilis.

El colombiano Rómulo Rozo Peña, nacido en Bogotá, Colombia, fue el autor de la obra. Decidió abandonar Sudamérica para residir en Mérida atraído por las tradiciones mayas de Yucatán, donde se le encomendó la creación perteneciente al género nacionalista mexicano.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/245276/0/monumento-a-la-patria-en-merida-ya-luce-nuevo-rostro/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR