Cerró Barro Rojo Encuentro Nacional de Danza; celebró su 35 aniversario

La compañía de danza Barro Rojo Arte Escénico, bajo la dirección de Laura Rocha, celebró su 35 aniversario durante la clausura del Encuentro Nacional de Danza 2017, en cuyo marco se reconoció al...

La compañía de danza Barro Rojo Arte Escénico, bajo la dirección de Laura Rocha, celebró su 35 aniversario durante la clausura del Encuentro Nacional de Danza 2017, en cuyo marco se reconoció al coreógrafo Edisel Cruz González como ganador del Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga 2017.

La Sala Principal del Palacio de Bellas Artes albergó anoche a gran parte de la comunidad dancística que fue testigo de la develación de la placa alusiva a los 35 años de Barro Rojo, la cual tuvo como padrinos a la cantante Tania Libertad, al periodista y crítico de danza Juan Hernández y a Lidia Camacho, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Antes, la directora y coreógrafa Laura Rocha agradeció a cada uno de aquellos que con su sensibilidad, imaginación y trabajo han apoyado la cristalización de este sueño, particularmente a los barros, los bailarines que con su trabajo, apoyo, compromiso y pasión, le dan fortaleza y certeza a este proyecto.

“Gracias por su paciencia ante nuestras dudas, por no claudicar cuando estamos a punto de caer, y gracias de nuevo al público por acompañarnos en este momento tan importante para nosotros”, comentó la maestra Rocha, quien anunció que se abrirá un campus Barro Rojo en Taxco, Guerrero.

Lidia Camacho, directora general del INBA, destacó el valor del proyecto de Barro Rojo, compañía independiente que ha alcanzado el reconocimiento internacional, gracias a la pasión de sus miembros y su extraordinario nivel técnico.

La titular del INBA abundó que Laura Rocha, directora de la compañía, siempre ha tenido una clara actitud en cuanto al compromiso de la danza con los espectadores y con la sociedad.

Su rigor y entrega, añadió Camacho, ha logrado reflejar lo que acontezca sin dejar de lado el arrojo de la experimentación y gracias al lenguaje contemporáneo, Barro Rojo puede dentro de su continuidad hacer que las coreografías parezcan sencillas y “nos conmuevan”.

“Muchas felicidades por este tiempo lleno de éxitos, por formar bailarines y públicos y por permitirnos dejar salir nuestros sentimientos más auténticos de nuestro trabajo, enhorabuena por estos 35 años y que vengan muchos más”, expresó.

Por su parte, Rodolfo Mauricio Leyva Castrejón, secretario de Cultura del estado de Guerrero, señaló que la “nuestra presencia se debe a que Barro Rojo nació en Chilpancingo, Guerrero, y desde entonces salieron a las calles con muchos sueños, a invadir avenidas y en la plaza, pero han llegado aquí con todos ustedes”.

Ahora, destacó, están trabajando con ellos en unos proyectos, para ir sembrando cosas en Chilpancingo, algunas más que llevaremos a Taxco con Barro Rojo, “pero tenemos el honor de decir que son gente de Guerrero, que son mexicanos, que son guerrerenses universales".

Posteriormente, en medio de fuertes aplausos del público, sobre todo a la maestra Laura Rocha, inició la función de la compañía con el estreno de “No me voy, solo vuelo”, coreografía de Francisco Illescas y Laura Rocha.

La pieza propone un avistamiento a la complejidad de los lazos filiales como destino inexpugnable. El amor y el resentimiento. La ausencia del padre. Los hijos que buscan su camino y salen de manera natural del seno familiar.

Una propuesta dancística en la que los bailarines de Barro Rojo interpretaron ese conflicto familiar en que el hijo reclama la presencia de su padre.

Después del intermedio, se interpretó la pieza “Travesía” (2006), coreografía de Francisco Illescas, Miguel Gamero y Laura Rocha, obra que parte de una realidad palpable, el movimiento de hombres y mujeres que dejan sus lugares de origen para ir en busca de mejores oportunidades de vida.

Al término de la función de clausura del Encuentro, ante la presencia de Cuauhtémoc Nájera, coordinador Nacional de Danza del INBA, y Lydia Margules, subdirectora de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma Metropolitana, el jurado otorgó a Edisel Cruz González, el Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga 2017, por la pieza “El espectador”.

El ganador obtuvo un estímulo económico de 200 mil pesos y un reconocimiento; otros ganadores fueron Ismael Thathui Maza Valenzuela, con la pieza "It", en la categoría de Mejor Intérprete Masculino; y en la categoría de Mejor Intérprete Femenina la ganadora fue Erika Cecilia Méndez Ureña por la obra “La matriz (Teoría sintérgica)”. Los dos con reconocimiento y 35 mil pesos cada uno.

En la categoría de Iluminación el ganador fue Aurelio Palomino por la pieza “La matriz (Teoría sintérgica)”, de Erika Cecilia Méndez Ureña; recibirá 25 mil pesos y un reconocimiento.

La Mejor música original fue para Jonathan Joseu Sánchez Torrijos, cuya propuesta fue compuesta para la obra “Guest”, de Ebert Christian Ortiz Jiménez; también se llevó reconocimiento y 25 mil pesos.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/244703/0/cerro-barro-rojo-encuentro-nacional-de-danza-celebro-su-35-aniversario/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR