Talento local y ritmos clásicos en segundo día de festival jazz en Montreal

Talento local y ritmos clásicos en segundo día de festival jazz en Montreal

Con una potente y animosa mezcla de percusiones y metales que transitaron del soul, al jazz, afrobeat y latin style, los canadienses de The Souljazz Orchestra pusieron el ambiente y subieron la...

Con una potente y animosa mezcla de percusiones y metales que transitaron del soul, al jazz, afrobeat y latin style, los canadienses de The Souljazz Orchestra pusieron el ambiente y subieron la temperatura de la segunda jornada del 38 Festival Internacional de Jazz de Montreal (FIJM) que, aunque húmeda, registró buena afluencia en la esquina del jazz, en Sainte Catherine y Jeanne Mance.

Paraguas, gorras e impermeables fueron la constante entre los cientos de personas que, sin importar la fina lluvia que privó casi toda la tarde noche en las céntricas calles de Montreal, desfilaron para disfrutar de la variada oferta de espectáculos al aire libre que ofrece el encuentro que este año reúne hasta el 8 de julio a unos tres mil artistas de 30 países.

El TD Stage se llenó de jóvenes y adultos que, solos, en pareja o en grupos, lucieron sus mejores pasos de baile para contonearse al ritmo de The Souljazz Orchestra, agrupación asentada en Ottawa e integrada por Pierre Chrétien (piano, guitarra, percusiones y voz), Marielle Rivard (percusiones y voz), Steve Patterson (sax tenor, percusiones y voz), Ray Murray (sax barítono, percusiones y voz), Zakari Frantz (sax alto, flauta y percusiones) y Philippe Lafreniére (percusiones y voz).

Emocionados de presentarse en el que es considerado uno de los más importantes festivales de jazz del orbe, los músicos fueron de más a menos sobre el escenario para deleite de sus seguidores que lo mismo cantaron que bailaron al ritmo de los temas del ensamble local, que ejecutó lo más representativo de los siete discos en su haber, desde “Uprooted” (2005) y “Freedom No Go Die” (2007) hasta “Resistance” (2015).

Antes, en el escenario Rio Tinto y ante una lluvia más pertinaz, Tamie Nielson, una de las más emocionantes cantantes del  country-rock de la actualidad, derrochó sensualidad y sentimiento en la primera de dos funciones que ofreció con esa particular voz que lo mismo interpreta rythm & blues, que rockabilly, con reminiscencias entre Amy Winehouse y Patsy Cline, pasando por la sofisticación de Peggy Lee.

Poco antes de finalizar su primer set de una hora, la oriunda de Nueva Zelanda, quien en todo momento invitó a la concurrencia a no tener miedo “Don't be afraid”, en alusión a su más reciente álbum, adelantó que regresará en breve para presentar su show completo en el Club Soda de esta ciudad.

La tarde en las calles había comenzado con la parada musical animada por los hip-hoperos de Urban Science Brass Band, quienes desfilaron de la Plaza de las Artes al escenario TD, contagiando de buen ánimo a los transeúntes que al verlos avanzaron a  su paso, gozando de su música, baile y energía.

En la denominada Plaza Heineken, frente a la Mansión del jazz, los espectáculos comenzaron una hora antes, a las 16:00, con Montreal Dixie que preparó la escena para que viniera Theo Lawrence and The Hearts, con una elegante mezcla de blues, country y soul, que sin duda agradó a la concurrencia arremolinada en la entrada de este espacio “lounge”, para, cerveza en mano, disfrutar de buena música.

En los recintos cerrados, el banquete musical arrancó a las 18:00 horas con recitales de Bokanté, en el Club Soda, donde los sonidos del world music se apoderaron de la tarde. Michael League y Malika Tirolien, acompañados por la banda Magda, dieron rienda suelta a su propuesta que va del criollo francés al afrocaribeño, pasando por el groove y el soul, interpretando temas como “Jou Ke Ouvé”, uno de los más aplaudidos temas de la noche.

Mientras tanto, en L’Astral, el niño prodigio del jazz, el quebecua Daniel Clarke Bouchard debutó con gran éxito en el festival, dejando claro por qué es considerado un prodigio en la interpretación del piano.

Carisma y una extraordinaria técnica lució el joven, quien estuvo acompañado por un violinista, un sax, una batería y un contrabajo para hacer lucir la versatilidad de sus ejecuciones que fueron del jazz clásico al pop de los 80, cerrando con un homenaje al rey del pop Michael Jackson, uno de sus ídolos confesos.

Otras de las presentaciones más populares del cartel fueron las de Aliocha, en el Savoy du Metropolis, y el regreso a este festival de la banda UZEB, que tuvo como abridor al joven virtuoso pianista cubano Alfredo Rodríguez. Ambos artistas montrealeses hicieron valer su condición de profetas en su tierra, logrando gran acogida de parte de sus audiencias.

Este día, uno de los más esperados del cartel, se prevé la participación de artistas como Kat Wrigth, en el TD; Djmawi Africa en el Huyndai; Hiromi & Edmar Castaneda Duo (Monumento Nacional) y Harlem Gospel Choir (Theatre Maissonneuve). Mientras que en el Centro Bell, en el que se antoja el plato fuerte de la jornada, el esperado regreso del icónico músico y poeta estadounidense Bob Dylan a escenarios canadienses.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/238640/0/talento-local-y-ritmos-clasicos-en-segundo-dia-de-festival-jazz-en-montreal/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR