México, con aportaciones valiosas al patrimonio inmaterial de la humanidad

México, con aportaciones valiosas al patrimonio inmaterial de la humanidad

La charrería, el mariachi, la cocina tradicional y las ceremonias rituales como la de los Voladores de Papantla forman parte del listado de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco...

La charrería, el mariachi, la cocina tradicional y las ceremonias rituales como la de los Voladores de Papantla forman parte del listado de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco, manifestaciones artísticas o culturales que dan identidad a los mexicanos y que se desconocen.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el patrimonio cultural no sólo considera monumentos o colecciones de objetos; también tiene que ver con tradiciones, expresiones vivas heredadas de los antepasados, artesanías, usos sociales, rituales, saberes y técnicas vinculadas a la artesanía tradicional, por mencionar algunas manifestaciones.

“Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización. La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida”, explicó el organismo internacional.

Las fiestas indígenas dedicadas a los muertos forman parte de la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad; en esta celebración se celebra el retorno transitorio de los muertos a la Tierra y de finales de octubre a principios de noviembre, periodo que además marca el final del ciclo anual del maíz.

Durante los días de esta ceremonia se colocan pétalos de flores, velas y ofrendas de diversos tipos para facilitar el regreso de los muertos al mundo de los vivos, cada manifestación se realiza con la cosmovisión de las diferentes comunidades del país, por lo que existen diversas variaciones.

Las peregrinaciones de los otomí-chichimecas al triángulo simbólico formado por la Peña de Bernal, en Querétaro, y los cerros Zamorano y Frontón, también forman parte de dicho listado. Cada año, los integrantes de estas comunidades se reúnen para visitar dichas elevaciones sagradas para solicitar lluvias y protección divina, aunado a que veneran a sus antepasados.

Los Voladores de Papantla, originarios de Veracruz, realizan una ceremonia ritual de danzas asociadas a la fertilidad y para mostrar respeto a la naturaleza, en el transcurso, cuatro jóvenes trepan por un mástil de 18 a 40 metros de alto y en una plataforma situada en lo más alto se ubica una quinta persona, que con flautas y tambores entona melodías al sol, luego, los cuatro danzantes atados se lanzan al vacío imitando el vuelo de los pájaros.

Cada año, del 4 al 23 de enero, se realiza la fiesta grande de Chiapa de Corzo, Chiapas, en donde intervienen la música, la danza, la artesanía y gastronomía, así como ceremonias religiosas dedicadas al señor de Esquipulas y de dos santos del catolicismo, San Antonio Abad y San Sebastián, en las cuales, los Parachicos (danzantes) recorren toda la localidad llevando las imágenes de dichos santos.

El colorido de los vestuarios, como las máscaras de madera, los sarapes y tocados son uno de los principales atractivos de estas ceremonias, las cuales inician por la mañana y concluyen por la noche.

Otra de las manifestaciones culturales inscritas en dicho listado, son los cantos tradicionales de las comunidades indígenas purépechas del estado de Michoacán, dichos cantos, denominados pirekua, son interpretados por hombres y mujeres con estilos musicales con influencias africanas, europeas y amerindias y constituyen un instrumento efectivo de comunicación entre las familias y las comunidades.

La cocina tradicional mexicana también está inscrita en dicho listado debido a que intervienen actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias, costumbres y formas de comportamiento ancestrales, ello, aunado a que el arte culinario mexicano está cargado de simbolismos.

El mariachi, música de cuerdas, canto y trompetas también forman parte de las actividades patrimonio inmaterial de la humanidad. El mariachi es una música tradicional mexicana y uno de los elementos más representativos de la nación, los intérpretes de este género cuentan con un vasto repertorio con melodías de las diferentes regiones del país.

La charrería, arte ecuestre y vaquero tradicional de México también son prácticas incluidas en dicho listado, ello, entre otros factores, debido a que en sus orígenes facilitaba la convivencia entre los ganaderos de diferentes estados del país y sus técnicas de práctica se transmitían de generación en generación.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/237264/0/mexico-con-aportaciones-valiosas-al-patrimonio-inmaterial-de-la-humanidad/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR