Los collages de Kurt Schwitters, el hombre para el que cualquier cosa tiene derecho a ser arte

Los collages de Kurt Schwitters, el hombre para el que cualquier cosa tiene derecho a ser arte

En Morn, 1947
Collage realizado en 1947 por Kurt Schwitters (© Centre Georges Pompidou, Musée national d'art moderne, Paris / DACS 2012)
Ampliar
  • Utilizaba el concepto del 'merz', que definía como "la combinación con propósitos artísticos de culquier material concebible".
  • Una completa antología de sus collages, anunciada por la Tate Britain.
  • De los radicales planteamientos del dadaista alemán se nutren artistas actuales del exceso como Damien Hirst.

Era un radical y un visionario y la historia del arte ha sido justa al considerarlo el "abuelo del pop art, los happenings, el arte conceptual, Fluxus, el arte multimedia y el postmodernismo". Sin la obra de Kurt Schwitters (1887-1948) sería imposible entender lo que hacen hoy mismo algunos de los prima donnas del arte del exceso y la fanfarria, entre ellos Damien Hirst o Jeff Koons. Hay una diferencia notable entre los nietos y el abuelo: aquellos cobran cantidades de siete cifras por sus payasadas y Schwitters trabajó del modo en que todo creador debiera hacerlo si se trata de un artista y no de un financiero, por amor al arte.

Schwitters in Britain (Schwitters en Gran Bretaña), una gran antología de la obra del artista alemán que exhibirá el museo Tate Britain de Londres, sacará a la luz el carácter radical de los planteamientos del artista, que para definir sus trabajos acuñó el término merzque le permitía "la combinación con propósitos artísticos de culquier material concebible", fuesen telas, objetos, cables, piedras, recortes de revistas y diarios y un etcétera abierto al azar. Cualquiera de estos añadidos tenían para el autor, "la misma importancia que la pintura".

Escapando de los nazis

La muestra, una de las grandes apuestas del prestigioso museo para la temporada próxima —estará en cartel entre el 30 de enero y el 12 de mayo de 2013—, se centra en el llamado período británico de Schwitters. El artista escapó por los pelos de los nazis que le habían colocado en las listas de creadores degenerados y, por ende, condenado al ostracismo y a la casi segura detención y envío a un campo de la muerte. Avisado por un amigo de que la Gestapo le buscaba, en 1937 logró escapar a Noruega, pero, al ser invadido el país por las tropas de Hitler, tuvo que escapar a Inglaterra en 1940 a bordo de un rompehielos que le aceptó como polizón.

Estudio con Dix y Grosz, pero no le gustaban. Tampoco los expresionistas, que le parecían afectados Las autoridades británicas le consideraron sospechoso por ser alemán y le detuvieron durante un año hasta que, a finales de 1941, fue puesto en libertad gracias a la mediación de algunos artistas ingleses. Vivió en el Reino Unido hasta su muerte y fue enterrado en una tumba anónima que, en 1966, fue finalmente señalada por una placa con la inscripción: Kurt Schwitters – Creador de Merz. El cuerpo fue llevado más tarde a su ciudad natal alemana, Hanover, donde había estudiado arte —fue compañero de Otto Dix y George Grosz, que no le gustaban nada, como tampoco los expresionistas, a los que consideraba intelectuales y afectados— y fundado el primer grupo dadaísta alemán.

La casa convertida en arte

En Schwitters in Britain habrá 150 collages y esculturas realizados por el artista durante su estancia de 18 años en el Reino Unido. Son obras donde el artista da rienda suelta a su arte intuitivo y abstracto, en el que pueden encontrarse las raíces primarias del arte casual o encontrado del que han tomado los principios teóricos  algunos de los más famosos creadores contemporáneos. Además de Hirst —que en 2009 encabezó una campaña pública para restaurar una Merzbau de Schwitters, una vivienda de campo a la que mediante añadidos el alemán convirtió en obra de arte—, también han expresado su admiración y deuda creativa autortes como Richard Hamilton y Eduardo Paolozzi.

La muestra incluye ensamblajes merz iniciales, como Merz Picture 46 A. The Skittle Picture, realizado en 1921, y también obras mucho más avanzadas, como  Anything with a Stone, de 1941. Además de collages, pinturas y esculturas, Schwitters fue un infatigable editor de obra gráfica y creador de poemas sonoros, entre ellos Ursonate (1931-1932).

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/220/0/collages/kurt-schwitters/pop-art/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR