Reforma migratoria: Obama multará a los empresarios que contraten a inmigrantes ilegales

Reforma migratoria: Obama multará a los empresarios que contraten a inmigrantes ilegales

Barack Obama
Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca. (ARCHIVO)
Ampliar
  • El objetivo es regularizar a 11 millones de inmigrantes.
  • El plan otorgará tarjetas de residencia a las mentes más brillantes.
  • Garantizará un empleo legal y protegerá los derechos laborales de los estadounidenses.

"El viaje que iniciaron los padres fundadores no concluirá hasta que encontremos mejores formas de dar la bienvenida a los que luchan, los inmigrantes que aún ven EU como una tierra de oportunidades". Así de rotundo fue Barack Obama en su discurso de investidura para referirse al problema de la inmigración en el país.

Una semana después, el presidente estadounidense ya tiene perfilada su reforma migratoria, cuyo objetivo es regularizar a los 11 millones de inmigrantes que existen actualmente en el país. La nueva ley de inmigración, la primera de envergadura en Estados Unidos desde 1986, se asienta en cuatro puntos, según el principio de acuerdo entre demócratas y republicanos.

  • Creación de un camino hacia la ciudadanía. Entre los requisitos que los imigrantes deberán cumplir para acceder a la ciudadanía estadounidense se incluirá una verificación de antecedentes, el pago de impuestos atrasados y de una multa por haber entrado de forma ilegal en el país. Los inmigrantes que hayan trabajado en la industria agrícola tendrán mayor facilidad para acceder a la regularización. También se les exigirá aprender inglés. Además, para Estados Unidos será una prioridad el control de las fronteras, para lo que aumentará el gasto en tecnología, personal e infraestructura.

  • Atraer a los mejores del mundo. Estados Unidos pretende atraer y mantener a los mejores y más brillantes extranjeros del mundo. Por lo tanto, otorgará una tarjeta de residencia a los extranjeros que hayan recibido un doctorado en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas en una universidad del país. Los impulsores de la reforma entienden que "no tiene sentido educar a los futuros innovadores y empresarios para que abandonen el país en el momento en que son más capaces de contribuir a nuestra economía".

  • Garantizar un empleo legal. Obama quiere crear un sistema de verificación de empleo para controlar a los empresarios que contratan a sabiendas a inmigrantes indocumentados. Se enfrentarán a fuertes multas y sanciones penales. También se luchará contra el fraude en documentos de identidad que suelen utilizar los inmigrantes para lograr un empleo. "El gobierno federal proporcionará a los empresarios un rápido y fiable método para confirmar si los nuevos trabajadores están legalmente autorizados a trabajar en los Estados Unidos", señala el documento de la reforma.

  • Admitir a extranjeros y proteger a los estadounidenses. Se ofrecerá a las empresas la posibilidad de contratar a los trabajadores inmigrantes de baja cualificación siempre que los estadounidenses no quieran ocupar esos puestos de trabajo."Queremos evitar que con las futuras olas de inmigración se establezca un sistema inhumano. Debemos ayudarles a encontrar un empleo sin buscar la ayuda de traficantes o cárteles de la droga".

Aún tenemos un largo camino por delante, pero éste es un paso importante Tres senadores demócratas y dos republicanos fueron los encargados de presentar este marco inicial para esta reforma migratoria en Estados Unidos. En una conferencia de prensa conjunta, el demócrata Charles Schumer dijo que espera que el Senado tenga un proyecto de ley consensuado en marzo para que la nueva reforma migratoria pueda ser votado por el pleno a finales de la primavera o comienzos del verano. "Aún tenemos un largo camino por delante, pero éste es un paso importante" para conseguir finalmente una reforma que permita la legalización de unos millones de inmigrantes indocumentados, dijo Schumer.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, afirmó que "la inmensa mayoría de los 11 millones (de indocumentados) desea un mejor futuro y hay que buscar una solución que no contribuya a la inmigración ilegal y, a la vez, no sea injusta con aquellos que siguen las normas". El excandidato presidencial republicano John McCain, por su parte, afirmó que "2013 es la mejor oportunidad para aprobar la reforma migratoria. Si fallamos, creo que pasarán muchos años hasta que se vuelva a intentar arreglar este problema".

La propuesta de reforma lleva la firma de los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Jeff Flake (Arizona) y los demócratas Robert Menéndez (Nueva Jersey), Charles Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois) y Michael Bennet (Colorado).

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/1680/0/reforma-migratoria-inmigrantes/eeuu-obama/acuerdo-republicanos-democratas/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR