Texas cortará fondos a universidades que protejan a indocumentados

El gobernador de Texas, Greg Abbott, amenazó hoy con cortar el financiamiento a cualquier universidad o escuela pública del estado que se declare como “santuario”, a fin de frenar un creciente...

El gobernador de Texas, Greg Abbott, amenazó hoy con cortar el financiamiento a cualquier universidad o escuela pública del estado que se declare como “santuario”, a fin de frenar un creciente movimiento para proteger a alumnos indocumentados.

“Texas no tolerará campus o ciudades santuarios. Voy a recortar fondos a cualquier escuela estatal si establece el estatus de santuario”, escribió Abbott en un mensaje divulgado este jueves a través de su cuenta personal de Twitter.

El gobernador emitió el mensaje tras darse a conocer que los estudiantes de la Universidad Estatal de Texas (TSU) están solicitando a los administradores de esa institución que declaren el campus como un “santuario para estudiantes, trabajadores y miembros de la comunidad indocumentados”.

También estudiantes y maestros de la Universidad del Norte de Texas (UNT) y de la Texas Woman's University (TWU) comenzaron a circular una petición para exigir a las autoridades de ambas instituciones el tomar medidas y declarar a las dos casas de estudio como “universidades santuario”.

Las peticiones de los estudiantes pretenden que las universidades adopten una política de protección hacia los estudiantes indocumentados beneficiados por el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA).

El DACA fue creado en 2012 a través de una orden ejecutiva del presidente Barack Obama para otorgar a jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, un alivio contra la deportación y permisos de trabajo. El programa ha permitido a miles de indocumentados inscribirse en las universidades del país.

El presidente electo Donald Trump prometió durante su campaña derogar el DACA y otros programas creados por Obama mediante acción ejecutiva, así como deportar entre dos y tres millones de inmigrantes con antecedentes penales, además de combatir las ciudades santuarios.

La definición de “campus santuario” es nueva y su significado no está del todo claro, pero sigue el modelo de las ciudades santuario, en las cuales las autoridades locales prohíben a sus policías y demás empleados el cuestionar a las personas sobre su estatus migratorio o reportar indocumentados a las autoridades de inmigración.

La Universidad de Pensilvania se clasificó recientemente como “campus santuario” al anunciar que no permitirá que las autoridades federales de inmigración ingresen al plantel sin una orden judicial.

Administradores de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) aseguraron, por su parte, que no variará su política de admitir estudiantes indocumentados, independientemente de las directrices del próximo gobierno federal.

En las universidades de Texas los alumnos están pidiendo que se “garantice la privacidad de los estudiantes al negarse a divulgar información sobre el estatus migratorio de estudiantes, miembros del personal o integrantes de la comunidad universitaria”.

Las regulaciones federales impiden actualmente que las autoridades de inmigración incursionen en los campus universitarios excepto en casos extraordinarios, pero esa situación pudiera cambiar bajo la nueva administración gubernamental que tomara posesión el 20 de enero próximo.

Luego de la elección de Trump a la Casa Blanca, decenas de presidentes de universidades han firmado una declaración en apoyo del programa DACA, incluyendo los administradores del Sistema de la Universidad de Texas, la Universidad de Houston y la Universidad de Rice.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/164443/0/texas-cortara-fondos-a-universidades-que-protejan-a-indocumentados/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR