Científicos evalúan riesgos en buceo de pesca comercial

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, y la Universidad Marista de Mérida analizan las enfermedades que pueden padecer los buzos de pesca...

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, y la Universidad Marista de Mérida analizan las enfermedades que pueden padecer los buzos de pesca, quienes cada vez permanecen más tiempo bajo el agua por el auge del comercio del pepino de mar.

El investigador Robert Oswaldo Huchim Lara señaló que este análisis inició en 2008, tras enfocarse en el estudio de la descompresión, una problemática poco abordada hasta entonces.

“La descompresión es una enfermedad caracterizada por la formación de burbujas, debido a la acumulación del nitrógeno disuelto en el cuerpo al estar sometido a una presión ambiental anormal. Si no se dan los tiempos adecuados durante el ascenso a la superficie para eliminar el nitrógeno a través de la respiración, tiene lugar la sintomatología característica de esta enfermedad”, describió.

De acuerdo información del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el investigador dijo que además de la descompresión, también han encontrado enfermedades como la obesidad, que surge como una de las problemáticas principales.

Con anterior, explicó, debido a que el tejido adiposo secuestra el nitrógeno y lo libera muy lento, cuando no se dan las paradas adecuadas de descompresión, favorece la formación de burbujas de este elemento.

Asimismo, recordó que hay enfermedades crónicas que el pescador común padece, pero lo ignora, como la hipertensión y la diabetes.

Precisó que muchos de los pescadores utilizan compresores de aire que obtienen oxígeno del ambiente y lo almacenan en un tanque de acero, o bien en barriles de cerveza empleados como tanques, que se conectan a través de un regulador con una manguera que en su otro extremo posee una boquilla por la que el buzo respira el aire.

En las pruebas de campo, advirtió, se encontró que en algunos compresores se presentan hasta 150 partes por millón de monóxido de carbono contenido en el aire que los buzos respiran.

“La mayoría de los compresores excedía estos límites recomendados. Dado que la sintomatología de la intoxicación por monóxido de carbono y la descompresión son muy similares, es posible que varios casos tratados como descompresión hayan sido casos de intoxicación por monóxido de carbono”, afirmó.

Ante esta situación, un científico de la Universidad de California, Walter Chin, en conjunto con mexicanos, diseñó un prototipo de compresor de aire para estudiar los gases que entraban al sistema y, a partir de esto, adaptar el mecanismo de tal forma que disminuyera el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.

Huchim Lara enfatizó que el sistema diseñado está compuesto por un tubo que soporta una manguera de alta resistencia al calor, que permite que el aire que ingrese al tanque de almacenamiento tenga la menor cantidad de monóxido de carbono.

Sostuvo que para evitar que entre algún objeto al sistema, contiene filtros especiales en la parte superior y en la unión con el compresor de aire.

“De esa manera logramos reducir más de 80 por ciento la concentración de monóxido de carbono en los sistemas de buceo. La idea de este dispositivo en un principio fue que sea de bajo costo y de fácil ensamblado”, puntualizó.

Dijo que debido a la carencia de recursos para armar todos los compresores de los pescadores que han participado en el estudio, “decidieron disminuir los costos de las partes para que después los pescadores puedan copiar este dispositivo e implementarlo en sus compresores, de esta forma evitar enfermedades”.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/163798/0/cientificos-evaluan-riesgos-en-buceo-de-pesca-comercial/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR