Cerámica de Talavera, reconocida a nivel mundial por su originalidad

Hablar de Puebla es remontar a la memoria diversos pasajes históricos, hermosos inmuebles, su inigualable gastronomía y su orgullosa artesanía, representada por piezas de talavera, que es reconocida...

Hablar de Puebla es remontar a la memoria diversos pasajes históricos, hermosos inmuebles, su inigualable gastronomía y su orgullosa artesanía, representada por piezas de talavera, que es reconocida a nivel nacional e internacional y cuenta con la Denominación de Origen desde 1995.

La talavera es un tipo de cerámica original y exclusiva, una zona denominada cuyas características se derivan del medio geográfico de la región y que tiene sus antecedentes en la mayólica española, formada por un cuerpo cerámico que se produce por la mezcla de arcillas (barros negro y blanco).

Esta cerámica está recubierta de una capa de esmalte formada por metales como plomo y estaño, de acuerdo a fórmulas propias de la época colonial. Es decorada a mano con sólo seis colores básicos: azul cobalto, azul fino, negro, verde, amarillo y naranja, y sus posibles combinaciones, cuyas fórmulas son tradicionales.

María Fernanda Gamboa Serdán, presidenta del Consejo Regulador de la Talavera, explicó que la talavera es una artesanía que se conoce desde el siglo XVI debido a la llegada de los españoles, quienes en la época virreinal enseñaron su manufactura a los pobladores de la Nueva España.

En entrevista con Notimex, abundó que fue en la década de los 80-90 cuando tuvo un repunte esta artesanía y proliferaron diversos talleres, por lo que fue necesario tomar medidas de protección con el propósito de garantizar a los compradores que estaban adquiriendo una pieza original.

En el julio de 1993, un grupo de artesanos organizados, junto con el apoyo del entonces gobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz, solicitaron la declaración de protección de la Denominación de Origen (DO) Talavera de Puebla para la artesanía elaborada con materias primas obtenidas de los distritos judiciales de Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali, principalmente la arcilla negra y blanca.

El hecho se confirma en el libro “Orgullo de México”, editado en febrero de 2016 por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En él, se indica que el 17 de marzo de 1995 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la resolución que otorgaba la Denominación de Origen Talavera de Puebla a los productos elaborados en la zona comprendida en los distritos judiciales de Atlixco, Puebla, Cholula y Tecali de Herrera, del estado de Puebla.

Dos años después se ratificaron las especificaciones que pertenecían a la Denominación de Origen y se redujo su nombre simplemente a Talavera, dejando sin efecto la resolución de protección de 1995.

Sin embargo, tiempo más tarde Puebla perdió la exclusividad luego que artesanos de San Pablo del Monte, Tlaxcala, en la zona circunvecina de Puebla capital, solicitaron su inclusión tras argumentar poseer una tradición alfarera que cumplía con los requisitos necesarios para que sus productos también reciban el nombre de talavera.

En 2003, el municipio tlaxcalteca se incorpora a la Denominación de Origen.

La Denominación de Origen, de acuerdo al IMPI, organismo encargado de emitir las denominaciones, es el mecanismo ideal para resguardar la creatividad que implica la elaboración de productos a partir de métodos tradicionales, vinculados a las costumbres de zonas geográficas delimitadas y caracterizadas por contener una importante carga histórica y cultural.

Fernanda Gamboa informó que en el caso de la talavera, está regida por la Norma Oficial Mexicana NOM-132-SCFI-1998, “Talavera especificaciones”, y que alcanza tres tipos distintos de piezas: azulejos, contenedores de alimentos y bebidas, y piezas de ornato.

La también directora de Talavera Santa Catarina, detalló que dicha NOM precisa que los productores deberán cumplir, entre otros requisitos, con la elaboración manual de sus productos desde la maduración y preparación del barro en greña.

Elaboración de sus propias pigmentaciones, decorado a mano, conservar los procesos, materiales y métodos artesanales de la época del México colonial y evitar la producción en serie.

Las piezas deben presentar el esmalte vítreo que craquela, ligera porosidad, colores con apariencia difusa, azul y/o amarillo en sobre relieve, además, las piezas, coloreadas o no, con decoración o sin ella, deberán cumplir con los porcentajes permitidos en plomo y estaño.

Gamboa Serdán también recomendó a los compradores que exijan la autenticidad de las piezas que compran, verificando que éstas contengan el certificado vigente emitido por la EMA, el holograma del Consejo Certificador de la Talavera y la Denominación de Origen (DO4).

Certificación Mexicana está en la Ciudad de México y puede acudir a ésta cualquier taller que se encuentre dentro del área de la Denominación de Origen, es decir, de los distritos judiciales de Puebla y del municipio tlaxcalteca.

“Los artesanos acuden a Certificación Mexicana, pagan su respectiva cuota, hacen 16 pruebas de laboratorio reconocidos por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), y si las aprueban entonces se informa al Consejo Regulador de la Talavera y, con ello, les otorgamos los hologramas numerados”, precisó.

Actualmente, el Consejo que ella preside cuenta con nueve talleres debidamente certificados: Talavera de las Américas, Talavera Armandos, Celia Talavera, Talavera de la Luz, Talavera Nueva España, Talavera de la Reyna, Talavera Uriarte, Talavera Virgilio y Talavera Santa Catarina.

“Los talaveranos no queremos quitarle el mérito a los que hacen cerámica y que la pintan a mano, pero lo que no aceptamos es que confundan a la gente diciendo que sus productos son de talavera original cuando no lo son”, insistió tras referir que hacer auténtica talavera no es difícil, pero sí se requiere de seguir, respetar los procesos y cumplir con las normas.

Mencionó que la Dirección General de Normal (DGN) realiza operativos en talleres de Puebla para verificar quién realiza talavera de acuerdo a la NOM. Además, levanta un padrón de los talleres que están fuera de la norma y aplican el nombre de talavera, pero reconoce que no está facultada para sancionar.

Por su parte, Katia Ramírez Romero, gerente de Diseño de Talavera Uriarte, informó que esta casa fue la primera en recibir la certificación número 1, y ello los acredita como productores de talavera 100 por ciento original, desde 1824.

Cada año se evalúa para cumplir los requisitos que le permitan seguir formando parte del Consejo Regulador de la Talavera en Puebla, manteniendo el proceso tal cual los franciscanos españoles les enseñaron a los alfareros, principalmente indígenas que se les conocía como loceros.

“La talavera es una artesanía que nos representa como tal y que de alguna manera la gente ya nos identifica como poblanos, así como ocurre con el mole, lo mismo pasa con la talavera”, citó.

Una pieza de talavera se distingue por el esmalte base que parece color marfil; no es un esmalte blanco, de ser así se trata de una pieza de cerámica y no de talavera original.

En la parte de abajo de cada pieza, los talleres certificados colocan la firma de la casa y el nombre de talavera, y todas las piezas son hechas a mano, porque uno de los requisitos es no contar con máquinas.

Ramírez Romero indicó que uno de los beneficios de formar parte del Consejo Regulador de la Talavera es que pueden exportar sus productos. Por ahora, hay un repunte en la venta de azulejo porque tiene muchas utilidades, ya que puede ser para una fachada, un baño, la cocina, escaleras, y muchos otros espacios.

Dijo que piezas de talavera poblana llegan a mercados de Estados Unidos y Sudamérica, como Argentina, Brasil, Colombia, a países europeos como España y Portugal. También a otras naciones como Egipto, Dubai y Australia.

Además de la talavera, el estado de Puebla también tiene Denominación de Origen en vainilla y mezcal.

Otras Denominaciones de Origen que hay en México son el Ámbar de Chiapas, Arroz del Estado de Morelos, Café de Chiapas, Café de Veracruz, Chile Habanero de la Península del Yucatán, y Mango Ataulfo del Soconusco de Chiapas, así como el Bacanora, Charanda, Mezcal, Olinalá, Sotol, Tequila y la Vainilla de Papantla.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/162769/0/ceramica-de-talavera-reconocida-a-nivel-mundial-por-su-originalidad/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR