En cine los efectos especiales no valen sin una buena historia: Gibbs

Durante su visita a la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), el experto en efectos especiales, George Gibbs, manifestó que en el cine éstos no valen sin la base de una buena historia.Añadió que...

Durante su visita a la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), el experto en efectos especiales, George Gibbs, manifestó que en el cine éstos no valen sin la base de una buena historia.

Añadió que el uso de la tecnología digital ha cambiado la manera en que se experimenta y se hace cine, sin embargo, el exceso de esas herramientas afecta al séptimo arte y se debe establecer un equilibrio entre los efectos prácticos y los digitales.

Dijo que es importante que los efectos especiales encajen en el guión, en la narrativa, "deben estar ligados, sí, pero siempre importará más una buena historia, si no hay una buena historia los efectos especiales no significan nada, sin una buena historia todo lo demás no sirve, una buena historia es lo más importante", insistió.

Comentó que es terrible el uso exagerado de efectos especiales, muchos directores, en especial los jóvenes, usan las Imágenes Generadas por Computadora (CGI por sus siglas en inglés) porque no tienen paciencia, y cuando un efecto no funciona dicen: olvídalo, lo haré en la computadora".

"Quieren hacer todo en computadora, sí está bien usarla, perfecciona detalles, incluso embellece una toma, pero no debemos exagerar ni ser absurdos, debemos ser creativos", enfatizó.

El experto en efectos especiales comentó que esta tendencia del exceso es porque gusta a los jóvenes, "quieren ver sucediendo muchas cosas alrededor: grandes explosiones, persecuciones de autos, entre otras, porque va más allá de la imaginación".

"Muchos podrían decir esas son imágenes basura, pero no lo creo, son elementos que tratan de entretener".

Mencionó que vendrán mejores efectos especiales, "continuarán cambiando la manera en que los experimentamos y se hace cine".

"Un estudiante o recién graduado, si desea tener una carrera en la industria de los efectos especiales, puede ir a Los Ángeles, California, tomar clases, acercarse a los que saben, se necesitan conexiones para entrar en el cine, cómo decimos en Hollywood: no es lo que sabes, sino a quien conoces".

Manifestó que el estudiante o graduado que desee iniciar su carrera debe 'tocar puertas', escribir correos, presentarse con directores, iniciar desde abajo.

Resaltó que si los estudiantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) desean entrar en el negocio del cine deben "tratar, tratar y tratar, escriban y escriban; empujen, vayan a Los Ángeles, consigan un trabajo en un estudio, uno sencillo, conozcan gente, permitan que les ayuden y los conozcan, pero siempre insistan".

En su visita a la UAG, George Gibbs, impartió una charla a alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Con el uso de videos en los que mostraba escenas de las películas “Indiana Jones” y de “Quién engañó a Roger Rabbit”, explicó cómo fueron hechos los efectos especiales y la experiencia que significó en su vida y trabajo.

Puntualizó que los directores respetan al departamento de efectos visuales porque hacer este trabajo es peligroso.

Explicó técnicas en efectos especiales prácticos para ciertas escenas, compartió sus vivencias con directores de fama mundial, con actores dentro del set de filmación y la construcción de los mismos.

Destacó que hay maneras de lidiar con los directores cuando se cree que un efecto especial puede funcionar o no, y que existen otros métodos para alcanzar este objetivo.

"Con Steven Spilberg no tuve ese problema, le proponías una idea y te dejaba hacerla, aunque no usaran la toma después; él es uno de los directores más complejos con los que he trabajado, es un genio, trabaja y piensa un paso adelante de todo, no tiene tiempo para personas mediocres, si no sirves, te vas, es exigente, pero también comprensivo. Fue una de mis grandes experiencias en este trabajo", aseveró.

El especialista también dio algunos consejos a alumnos interesados en hacer cine independiente.

Nacido en Londres, Inglaterra, George Gibbs ha trabajado en el departamento de efectos especiales de más de 44 películas.

Ha ganado dos Óscar por su trabajo, uno en 1984, con “Indiana Jones y el Templo de la Perdición”; el segundo en 1988, por “Quien engañó a Rogert Rabbit”, también fue nominado en 1992 por la cinta “Alien”.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/148172/0/en-cine-los-efectos-especiales-no-valen-sin-una-buena-historia-gibbs/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR