Argentina enfrenta constrastes de turismo y seguridad en fronteras

Argentina enfrenta un contraste en sus fronteras porque mientras del lado chileno y uruguayo predomina el flujo turístico terrestre, en los límites con Bolivia, Brasil y Paraguay se refuerzan...

Argentina enfrenta un contraste en sus fronteras porque mientras del lado chileno y uruguayo predomina el flujo turístico terrestre, en los límites con Bolivia, Brasil y Paraguay se refuerzan controles contra el crimen organizado.

Los 41 pasos fronterizos que comparten Argentina y Chile sólo son reflejo de un largo borde de cinco mil 150 kilómetros identificado principalmente por la Cordillera de los Andes.

Aunque esta es la frontera más larga de la región y la tercera más importante del mundo por sus dimensiones, existen dos puntos en particular que son altamente transitados.

Se trata de los pasos fronterizos que aprovechan los chilenos para vacacionar en las ciudades de Bariloche y en Mendoza, sus dos destinos turísticos argentinos más cercanos, a los que pueden llegar en auto.

Ambas ciudades, además de Buenos Aires, son visitadas por más de un millón de chilenos que vienen cada año al país en un flujo equilibrado, ya que anualmente 1.2 millones de argentinos viajan a Chile.

En los últimos meses, la frontera comenzó a ser transitada por argentinos que van en masa al país vecino sólo en viajes exprés y de compras, ya que los altos índices de inflación que existen aquí abarataron todo tipo de productos en Chile.

A principios de octubre, por lo menos 26 mil familias cruzaron en auto la frontera hacia Chile durante un fin de semana largo para comprar desde ropa y zapatos hasta productos electrónicos, lo que colapsó los controles migratorios.

Sin tanta afluencia, los mil 699 kilómetros de la frontera Argentina-Uruguay también se caracteriza fundamentalmente por el turismo que se refleja en el millón de argentinos que fueron el año pasado a ese país, y los 567 mil que eligieron algún destino argentino.

La postal cambia por completo a lo largo de los tres mil 573 kilómetros de la frontera norte que Argentina comparte con Bolivia, Paraguay y Brasil, y que está marcada por el tráfico de drogas ilegales y la supuesta presencia de organizaciones internacionales del crimen organizado.

Este año, por ejemplo, se reforzaron los operativos y la presencia policial en los cuatro pasos que hay en los 742 kilómetros que limitan con Bolivia, y en los ocho que atraviesan los mil 699 kilómetros con Paraguay.

El resultado son incautaciones récord de drogas ilegales, ya que en los primeros 10 meses del gobierno del presidente Mauricio Macri se incautó un 700 por ciento más de marihuana y un 34 por ciento más de cocaína que durante el periodo 2014-2015.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ya advirtió que “la estrategia es muy clara: cuidar los pasos fronterizos, reforzarlos con fuerzas federales más capacitadas y mejor equipadas, para que la droga que antes ingresaba como por un colador, hoy quede del otro lado de nuestro límite territorial”.

Un problema extra es el de la triple frontera que comparten Argentina, Brasil y Paraguay, y en donde hay frecuentes denuncias, pero nunca demostradas, de la presencia de células terroristas.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/147953/0/argentina-enfrenta-constrastes-de-turismo-y-seguridad-en-fronteras/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR