La historia de la fascinación de Edgar Degas por las acrobacias de la gran trapecista Miss La La

La historia de la fascinación de Edgar Degas por las acrobacias de la gran trapecista Miss La La

´Miss La La at the Cirque Fernando´
´Miss La La en el Circo Fernando´ (1879), el óleo original de Degas que preside la exposición (Edgar Degas - © National Gallery, London / Art Resource, NY)
Ampliar
  • El impresionista era un habitual del circo en París y se inspiró en el número de la acróbata para pintar 'Miss La La en el Circo Fernando'.
  • Una muestra se adentra por primera vez en los pormenores del cuadro y recopila en torno al original bocetos, grabados, pinturas y documentos.
  • Miss La La y Degas se conocieron personalmente. Ella le dio acceso a los instrumentos que empleaba en su número y visitó en estudio del pintor.

La capital francesa vivía el auge del ocio: la burguesía no se privaba de los placeres de habitar una ciudad bulliciosa. En la segunda mitad del siglo XIX, el circo era,  tras el teatro y la ópera, el entretenimiento más popular en París. Los asistentes sucumbían, bajo el encanto de una carpa, al exotismo de las proezas de personajes heterodoxos. Las localidades estaban divididas por precio para que ciudadanos de todos los estratos sociales pudieran permitírselas.

El pintor impresionista Edgar Degas (1834-1917) era en 1879 un habitual del Circo Fernando (después rebautizado Medrano), fundado seis años antes por el jinete Ferdinand Beert. Las figuras humanas en posturas extremas le resultaban inspiradoras y poéticas, pero de los números que componían el espectáculo, le fascinaba uno en particular: el de la trapecista Miss La La.

El Museo-biblioteca Morgan de Nueva York inaugura el 15 de febrero una exquisita muestra: la primera centrada en exclusiva en la obra Miss La La en el Circo Fernando (1879), el único óleo de temática circense de Degas.

La trapecista que sujetaba la anilla con la boca

El cuadro —préstamo de la National Gallery de Londres— se completa con tres trabajos más de otros autores (como Renoir y Toulouse-Lautrec) que pintaron escenas del Circo Fernando, dibujos y bocetos previos de Degas, libros, grabados, fotografías y programas del espectáculo. La colección amplían información sobre el proceso creativo del autor, el entorno en el que creó su trabajo y la admiración por las acrobacias de Miss La La.

La obra tuvo un gran éxito por lo original de la temática y la valiente composición Uno de los momento álgidos de la actuación de la entonces famosa trapecista llegaba cuando, sujetando sólo con la boca una anilla atada a una larga cuerda, se elevaba más de 21 metros. Degas capturó en la pintura el momento de tensión y la expuso en la Cuarta exposición impresionista de París en 1879 con un éxito rotundo por la temática inusual y la valentía de la composición.

La Venus de los Trópicos

Para la escena, el pintor se centró más en la proeza que en reproducir con fidelidad el espíritu de la modelo. Apenas se aprecia la cara, pero sí hay un estudio de los músculos en tensión, el llamativo atuendo, la sensación de que el cuerpo está congelado, suspendido en el aire. Los numerosos bocetos permiten seguir la evolución del motivo y dan pistas sobre la interacción entre Degas y la acróbata. El impresionista ilustra detalladamente a lápiz el aparato dental que ella utiliza para elevarse. Degas tuvo acceso al artefacto circense e invitó a Miss La La a su estudio mientras elaboraba el cuadro definitivo.

De padre negro y madre blanca, Miss La La nació en Prusia en 1858 y comenzó a actuar a los 10 añosPoco se sabe de la vida de la inspiradora de la obra, de nombre de pila Olga y conocida como Miss La La, La Femme Canon, L'affût vivant, La Mulàtresse-Canon, la Venus de los trópicos y la Venus negra. De padre negro y madre blanca, nació en Prusia en 1858 y comenzó a actuar a los 10 años. Con unas piernas cortas pero resistentes, la trapecista siempre se distinguió por su fuerza "sobrehumana": su número más famoso consistía en sujetar un cañón de casi 70 kilos (desde un trapecio y con una cuerda sostenida por los dientes) y dispararlo. Degas se decidió por una escena menos espectacular y más poética, que acerca la figura liviana al plano religioso en una composición que recuerda a la ascensión de un santo a los cielos.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/1403/0/edgar-degas/miss-la-la/impresionismo/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR