Johannes Itten y Paul Klee, dos pintores obsesionados por entender la mística del color

Johannes Itten y Paul Klee, dos pintores obsesionados por entender la mística del color

´Die Begegnung´
´El encuentro´ (1916), óleo de Johannes Itten, pintor suizo (Johannes Itten - Kunsthaus Zürich - © 2012, ProLitteris, Zürich)
Ampliar
  • Organizan la primera exposición monográfica que compara la carrera de los dos artistas suizos y sus teorías del color.
  • Ambos trabajaron para la Bauhaus, compartieron conocimientos e incluso obras.
  • Itten estudió la armonía y el esoterismo de los tonos; Klee representó el ritmo y el movimiento con superposiciones y contrastes.

Los dos entendían el orden de los colores como un cosmos que obedecía a una serie de principios. Los pintores suizos Johannes Itten (1888-1967) y Paul Klee (1879-1940) desarrollaron teorías del color por separado y de modo simultáneo entre los años 1914 y 1915. Itten (profesor de la Bauhaus entre 1919 y 1922) recomendó a Klee como docente de la escuela de diseño alemana, ambos tenían un gran interés mutuo por lo que hacía el otro e incluso se intercambiaron trabajos.

A pesar de la compenetración de los dos autores, nunca se había organizado una exposición monográfica que pusiera en conjunto sus obras ni destacara las inquietudes intelectuales y artísticas que compartieron. Itten - Klee. Kosmos Farbe (Itten - Klee. El cosmos del color), en el Kunstmuseum de Berna (Suiza) hasta el 1 de abril, es la primera muestra que atestigua que la influencia entre los pintores fue recíproca y su trayectoria no hubiera sido la misma sin la presencia del otro.

La pinacoteca —que alberga las obras de la Fundación Johannes Itten— tiene numerosos trabajos clave de Itten, un artista y profesor heterodoxo que confiaba en la meditación como herramienta para desarrollar la intuición y era practicante de la religión sincrética Mazdaznan (parecida a las enseñanzas yóguicas) basada en la dieta vegetariana, el ejercicio físico y la toma decisiones individuales.

El gris, el 'ecuador' del color

Junto a las creaciones de Itten, la exposición —dividida en 11 secciones por orden cronológico— exhibe obras de Klee procedentes de la Pinakothek der Moderne de Múnich, el museo Albertina de Viena, de la Fundación Beyeler de Basilea y del propio museo. La contraposición de los trabajos repasa una evolución teórica y artística paralela en salas pintadas de tonalidades que corresponden a la progresión de las ideas sobre el color de los autores.

Klee veía en el color un cosmos, un sistema que el artista debía desentrañarEl conjunto de obras expuestas muestran la percepción armónica, esotérica y natural que Itten tenía de las tonalidades. Concibió una esfera que representaba los diferentes espectros de color y que ilustraban la unión de todos los tonos que, saturándose de manera gradual, terminaban en el gris neutro del eje central de la esfera. El polo superior unía a todos los colores con el blanco y el inferior, con el negro.

Klee, en sus teorías modernas del color y en los experimentos con los que estudió la superposición de tonos, también consideraba el gris como el centro de un sistema, un cosmos con comportamientos determinados que el artista debía desentrañar. En contraste con su coetáneo, su intención era representar el movimiento y el ritmo con la combinación y el contraste gráfico de curvas, círculos y triángulos.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/1130/0/johannes-itten/paul-klee/pintura-exposicion/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR