Una mujer recupera la visión después de que su perro le comiera uno de sus ojos

Una mujer recupera la visión después de que su perro le comiera uno de sus ojos

Wendy Hamriding
Wendy Hamriding ha recuperado la vista después de un centenar de operaciones. (Ross Parry)
Ampliar
  • Había quedado inconsciente cuando se cayó borracha por las escaleras en su casa.
  • El perro trataba de despertarla y sin querer se comió su ojo derecho.
  • Han usado injertos de piel del estómago y la pierna para reconstruirle la cara.

Han sido necesarias cien operaciones, pero finalmente Wendy Hamriding ha recuperado la vista, según informa The Daily Mirror.

Prefiero estar ciega de por vida que muerta La mujer, de 53 años, se quedó ciega después de que su perro le mordiese la cara en un intento por salvarla. Hamriding había quedado inconsciente cuando se cayó borracha por las escaleras en su casa de Preston (Reino Unido).

Se despertó cubierta de sangre y agonizando a las dos horas después de que su perro, Cassie, le hubiese mordido la cara: se comió  su ojo derecho y todo el hueso que lo rodea.

Aunque todavía era capaz de ver a través de su ojo izquierdo, perdió también la vista en él durante una de las cirugías a las que tuvo que someterse. Sin embargo, tras más de un centenar de operaciones, Hamriding puede ver de nuevo.

Por extraño que parezca, Hamriding dice que le debe su vida a su perro, ya que la salvó de una muerte prematura. Desde el incidente, la mujer ha dejado el alcohol y dedica su vida a ayudar a otros adictos. 

"Cassie me salvó la vida y prefiero estar ciega de por vida que muerta. Antes de que esto sucediera, yo estaba a punto de morir por culpa de mis problemas con la bebida".

Un centenar de operaciones

Los médicos han tenido que hacer grandes reconstrucciones.  Los cirujanos plásticos utilizaron piel de su estómago y de su pierna para reconstruirle la cara. " El problema era que la piel que habían utilizado era demasiado gruesa y estaba dañando la visión que me quedaba", explica la mujer.  

En defensa de su perro, un pequeño mestizo que había tenido durante 10 años, Hamriding insiste: " A pesar del daño terrible que me había hecho en la cara, yo sabía que mi perra había salvado mi vida. Sólo estaba tratando de despertarme.

Lamentablemente, el animal tuvo que ser sacrificado porque había probado la sangre.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/noticia/11004/0/perro-ojos/come-cara/wendy-hamriding/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR