Pierroth disfruta su resurgir en la lucha libre

Pierroth disfruta su resurgir en la lucha libre

Agradecido con su carrera como luchador profesional, Pierroth disfruta su resurgir en este complicado deporte, seguro de que todo lo vivido, bueno y malo, valió la pena. Expulsado “por pleitero” de...

Agradecido con su carrera como luchador profesional, Pierroth disfruta su resurgir en este complicado deporte, seguro de que todo lo vivido, bueno y malo, valió la pena.

Expulsado “por pleitero” de cuatro secundarias en Tala, Jalisco, de donde es originario, Arturo Muñoz llegó a un gimnasio, sitio donde su padre le pidió mostrar su bravura.

“Me dijo que lo demostrara ahí, no afuera. La primera vez me tocó con un flaquito, yo de unos 75 kilos, él de 50 y me dio la vuelta. Pedí a otro porque a ese no lo podía agarrar, el otro me puso una rastriza, ahí empecé mi carrera, duré casi cinco años de lucha olímpica y tres de profesional”, recordó en entrevista con Notimex.

Debutó a los 21 años en Guadalajara y poco a poco escaló lugares. Fue con el nombre de Toro Blanco con el que alcanzó los planos estelares en dicha ciudad y luchó contra figuras de México como Rayo de Jalisco Jr., Shocker o los “Hermanos dinamita”.

Se ganó la oportunidad de venir a la ciudad de México y estuvo vigente por dos años, “pero pasaron cosas, la familia, mi separación de la esposa, mis hijos se quedaron solos, por eso detuve mi carrera casi 10 años”.

Prácticamente retirado de la lucha libre se preocupó más por sus hijos. Rush manifestó su deseo de ser luchador y llegó con él a la capital del país, “vivíamos en un cuartito, pasamos muchas cosas, muchos tropiezos, humillaciones, pero firme, picó piedra e hizo su nombre a base de esfuerzo”.

“Después vino Místico, se quedó (en Guadalajara) Dragon Lee, que tenía 13 años, estaba en secundaria. Me dijo que se iba a venir a terminar el estudio, cuando lo traje lo metí a entrenar y le gustó, lo metí al box, se puede decir que es el mejor preparado de los tres”, agregó.

Luego de apoyar a sus tres hijos e impulsar sus carreras en el arte del pancracio, buscó regresar a Tala, pero fueron ellos mismos quienes le dijeron que tenía la oportunidad de volver a la actividad y lo hicieron quedarse en busca de su resurgimiento.

“Ya hechos les dije que me regresaba, me dijeron que tenía oportunidad, estaba el nombre de Pierroth vigente, ellos conocían a Nadia Salgado, la hija (de Pierroth Jr.), le dijeron del nombre, se hizo el convenio y aquí estoy”, apuntó.

El pasado mes de marzo perdió la máscara con Diamante Azul, pero incluso eso le dio un nuevo impulso a su carrera, pues ahora con los “Ingobernables” no le falta trabajo, “valió la pena todo, para ser alguien siempre se sufre para valorar, las cosas que se te dan de a gratis no las valoras”.

Así como la “Bestia del ring” sufrió para ser luchador y fue exigido en los entrenamientos, él hizo lo propio con sus hijos para darles la mejor preparación, pues ahora muchos jóvenes que saben dar maromas ya son luchadores.

“Para ser luchador se necesita el amor a la lucha libre. Cuando mis hijos dijeron que querían entrenar seguro que hasta yo les caía gordo, no los chiqueaba, era de rutina fuerte, no los consentía nada… están forjados a cincel y marro, como se dice”, inidicó.

Ahora Pierroth disfruta de su actualidad, tanto profesional como familiar, “estoy en el mejor momento de mi carrera y de mi vida, ver a mis hijos como estrellas es un orgullo para mí”, dice mientras esperan un tercer “Ingobernable”, tercia que le gustaría fuera complementada por uno de sus hijos Místico o Dragon Lee.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/deportes/noticia/pierroth-disfruta-su-resurgir-en-la-lucha-libre-245029/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR